PARA PROBAR Y NO PARAR

Coliflor con bechamel, el manjar al que ningún fanático de los gratinados puede resistirse

Este platillo es un clásico repleto de sensaciones placenteras.
sábado, 17 de abril de 2021 · 01:30

Existe un sinfín de recetas que han sido pensadas para que los más pequeños de los hogares consuman vegetales sin chistar, se trata de esas técnicas de madres y abuelas en las que ponían todo de sí para que la alimentación de sus niños estuviese bien cubierta y también para no tener que preparar menús dobles en función de los gustos de los comensales. La coliflor con bechamel es una de esas comidas aunque luego se popularizó y al día de hoy es una delicia a la que nadie puede negarse por el simple hecho de llevar entre sus ingredientes a un vegetal con mala reputación.

Ingredientes para 3 personas:

1 coliflor

30g de mantequilla

30g de harina de trigo

600ml de leche

Sal

Pimienta

90g de queso rallado tipo emmental

Procedimiento:

Habréis podido notar que las materias primas para llevar acabo la coliflor con bechamel son muy fáciles de conseguir, de manera que en este sentido no habrá ninguna complicación. Una vez reunido todo comenzaremos preparando la salsa para que esté lista  cuando el vegetal esté cocido y entonces serviremos sin interrupciones. Para ello tomaremos una cacerola, en ella colocaremos la mantequilla y la pondremos a calentar. Cuando esté completamente derretida la materia grasa entonces incorporaremos la harina.

Removeremos ligeramente para integrar pero cuidando que no llegue a tomar color dorado. Luego agregaremos la leche poco a poco sin dejar de mover y cocinaremos durante unos 15 minutos aproximadamente. Salpimentaremos al gusto y reservaremos. A partir de aquí lo que haremos será limpiar muy bien la coliflor para que luego esta delicia de plato no se vea estropeada por algún material indeseable. Quitaremos las hojas y separaremos los arbolitos en trozos de tamaño similar.

Colocaremos el vegetal en una olla profunda con un poco de sal y abundante agua hirviendo. Cocinaremos entre 8 a 10 minutos. Aquí es importante destacar que debe quedar un poco dura pues la cocción se terminará en el horno y no querremos que al momento de servir la coliflor con bechamel esté completamente disgregada. Entonces al cabo del tiempo indicado escurriremos bien y repartiremos en cazuelas aptas para horno formando las porciones y habiendo colocado previamente una fina capa de salsa en la base para evitar que se pegue. Regaremos con más bechamel por encima y terminaremos cubriendo con queso rallado.

Enviaremos los recipientes al horno por unos 15 minutos a 220° de temperatura. Cuando observemos un color dorado parejo en la superficie, apagaremos y serviremos de inmediato pues la coliflor con bechamel es deliciosa en caliente. También se puede preparar en una fuente grande y luego dividir las porciones. ¡Buen provecho!

Otras Noticias