NADIE MÁS TUVO ESE LUJO

Bertín Osborne, el único presentador digno de ser el anfitrión del último show de Rocío Jurado

La coplera se despidió como merecía mediante un espectáculo que no podrá ser olvidado jamás.
sábado, 17 de abril de 2021 · 02:30

La vida de Rocío Jurado fue trastocada en el año 2004, cuando recibió la noticia de que padecía una enfermedad  y que necesitaba recibir tratamiento con urgencia para intentar salvarse. Houston fue el sitio que eligió para ponerse en manos de los mejores profesionales pero incluso en ese contexto de puras adversidades no fue capaz de doblegarse, de hecho todo lo contrario pues planificó un concierto en el que Bertín Osborne fue el presentador.

La folclórica no era una mujer débil o al menos eso jamás aparentó sobre los escenarios, de manera que no pensó ni un momento que su carrera como artista terminaría sin más. Luego de haber recibido la primera etapa de tratamiento y de haber notado bastantes mejorías, Jurado sintió que era el momento para volver al ruedo y quizás no imaginó que esa iba a ser la última vez. Bertín Osborne y otros artistas de su talla tales como Raphael, Chayanne o David Bisbal la acompañaron en un musical pensado en las festividades de navidad.

El exmarido de Fabiola Martínez debe recordar muy bien esa colaboración pues tanto para él como para los colegas que estuvieron sobre el escenario, compartir un show con “la más grande” es un evento digno de cuadro y de espacio especial en cualquier currículo. Bertín Osborne se desempeñó como siempre en calidad de presentador: magistral. Le dio a cada uno de los invitados el espacio que se merecía y luego también entonó una canción con la entonces mujer de José Ortega Cano, algo que debe haber llevado su experiencia a otro nivel.

El espectáculo fue grabado y luego transmitido por “La 1” y al respecto Rocío Jurado llegó a manifestar cómo se sintió. Expresó que le había costado trabajo cantar (algo completamente lógico considerando lo invasivo de los tratamientos a los que se había sometido) pero la realidad es que esa apreciación corresponde a la mirada exigente que solo ella tenía de sí misma pues en pantalla se la vio espléndida y sin ningún atisbo de inseguridad.

Bertín Osborne era un gran amigo de la tonadillera y durante todo el tiempo que duró la enfermad fue una de las celebridades que más cerca estuvo de su evolución. Por lo anterior es que el hecho de haber tenido la posibilidad de presentar su último show y además cantar juntos, debe haber significado para él un regalo imposible de cuantificar en términos materiales. Esa cercanía que tuvieron de algún modo también explica por qué fue él el escogido y no algún otro colega.

Otras Noticias