Todo por amor

Julio Iglesias nunca lo dijo, este fue el destino de la herencia que su padre dejó lejos de España

El casamiento del ginecólogo con una médica 48 años menor que él llenó hojas de papel couché con más de una teoría sobre el por qué de tan peculiar decisión.
lunes, 8 de marzo de 2021 · 11:38

El padre de Julio Iglesias, conocido como “Papuchi”, fue sin duda alguna, uno de los personajes más queridos por el ámbito del papel couché. Su modo de vivir alegre, su energía vital rebosante y su fama de mujeriego empedernido lo volvían un personaje más que atractivo para la prensa del corazón. Tanto, que en la década del 90, una noticia sobre su vida amorosa dio el batacazo en las portadas.

La historia de amor de Papuchi y Ronna llenó hojas de papel couché.

Ronna Keith, 48 años menor que él, se convirtió en su pareja después de que Papuchi la viera caminar fuera del bar donde se encontraba en el Paseo de la Habana de Madrid. La muchacha iba con sus amigas y el ginecólogo mandó a invitarla una copa pensando que la cubana sería un entretenimiento más a los que él estaba acostumbrado. Pero resultó que la médica lo flechó al punto tal, que el padre de Julio Iglesias quiso sentar cabeza.

En una boda por civil y sin decirle a nadie, contrajeron matrimonio en 200. El secreto lo mantuvieron hasta el 2002, cuando la pareja hizo pública su unión tras el fallecimiento de la exesposa de Papuchi y madre de Julio Iglesias, María Rosario. Al poco tiempo, la feliz dupla tuvo dos hijos: Jaime Nathaniel y Ruth. Sin embargo, poco pudo disfrutarlos Papuchi. Tras un ingreso hospitalario que se complicó, Papuchi falleció de un paro cardiorespiratorio cuando todavía Ronna estaba esperando a su segunda hija.

El deseo de ser padres fue expresamente de ambos.

Los rumores sobre cuál sería el destino de la entonces viuda de Iglesias fueron muchos. Sin embargo, la cubana decidió regresar con sus padres a Jacksonville, Florida. La madrastra de Julio Iglesias quería criar a sus dos hijos con completa discreción y alejarlos del foco mediático al que habían estado brevemente sometidos cuando nacieron. De la vida de los hermanos del cantante internacional poco y nada se sabe: Ronna ha concedido pocas entrevistas exclusivas desde su partida de España.

Fue a “¡Hola!” a quien la médica contó que Miranda y Julio mantenían con ella relación y que la holandesa se había ocupado de llamarla constantemente tras el nacimiento de Ruth. Si bien con Chábeli, Julio José y Enrique no tienen demasiada conexión, el vínculo no es malo. Fue el mismo Julio Iglesias Jr quien hace unos años, en “Lazos de sangre” confesó no saber el porqué de su distanciamiento con sus tíos. Pese a todo lo que se llegó a decir del verdadero motivo por el cual Ronna se casó con Papuchi, la misma viuda ha querido respetar siempre la familia y el legado de su amado.

Ronna eligió la vida discreta en Florida.

De la herencia del padre de Julio Iglesias, Keith recibió cuatro pisos, dos de ellos en Madrid y otro en Peñíscola y un cuarto apartamento en la ciudad estadounidense de Filadelfia. Actualmente, con sus hijos adolescentes, Ronna ha contado que tienen gustos por la música y el arte (quizás herederos de la fama de su hermano mayor), tocan el piano y son muy cariñosos con el resto de su familia.