SE TORNÓ IMPOSIBLE

Mecano: la historia de un éxito que terminó mal por las ineludibles diferencias de los hermanos Cano

El trío que tantas alegrías nos dio durante la década de las 90 se vio afectado por la incompatibilidad en el criterio y la interposición de los egos.
domingo, 7 de marzo de 2021 · 06:45

Ejemplos de bandas que fracasaron porque sus miembros no supieron priorizar el bien común, existen miles en todo el mundo y en España tenemos a nuestros propios casos. Mecano, integrado por José María, Nacho Cano y Ana Tarroja; logró colarse en las listas de reproducción de todos los individuos de esta tierra porque fueron pioneros de un estilo pop disruptivo que venía a enseñarnos un nuevo modo de hacer música en un contexto de necesidad libertadora que se prestaba.

Sin embargo, desde el comienzo los hermanos compitieron por ver quién conseguía componer la mejor canción, un reto que ante ojos incrédulos podría entenderse como el simple afán por llevar a la banda a otro nivel y superarse cada día más para no caer en las composiciones comerciales cliché. Pero lo que de verdad sucedió fue que la rivalidad comenzó a aumentar a medida que crecía el éxito e incluso algunos allegados aseguran que Nacho y José María llegaron a odiarse.

Miguel Ángel Arenas Capi fue productor de Mecano durante un buen tiempo y él mismo ha llegado a expresar que los hermanos Cano han llegado a pelearse de manos en más de una ocasión y que incluso las últimas canciones las grababan en estudios separados para no coincidir. De todas maneras el amor en lo profundo no se habría afectado y luego de la disolución de la banda habrían vuelto a restablecer el vínculo.

Ana Tarroja es quizás quien se llevó la peor parte de todo lo anterior porque el conjunto estaba integrado por tres personas y a ella no le quedaba más opción que hacer de intermediaria ante los dramas que deben haber reinado los ensayos, grabaciones y presentaciones en vivo. Finalmente la trifulca no tuvo ningún ganador porque luego de la separación ninguno continuó con su carrera como solista, tal como sí ha ocurrido en casos muy representativos de la industria musical en los que queda demostrado que el talento ya no puede continuar avanzando en grupo.

Más allá de que los hermanos hubieran podido arreglar sus problemas de trabajo y de que eso no interfiriera con el vínculo, hace un tiempo se habló bastante acerca de un relanzamiento de Mecano y finalmente ninguna de las partes se mostró demasiado interesada. Quizás Nacho y José María no quieren refrescar aquellos motivos de conflicto porque puede ser que algunas cosas entre ellos no cambiaran aún y también puede suceder que ya los caminos se han separado tanto que no tiene sentido retomar un proyecto en el que ni siquiera el público sería el de antaño.