TRIUNFO CON TRASFONDO

La verdad oculta de “Y nos dieron las diez”, una de las canciones más exitosas de Joaquín Sabina

Las hipótesis especulativas se terminan cuando los protagonistas se manifiestan y así lo hizo el cantante en el año 2015.
sábado, 6 de marzo de 2021 · 03:00

Los repertorios de los artistas responden a un sinfín de cuestiones vinculadas a las tendencias de la industria, las exigencias de las compañías que los representan, el estilo propio de quienes son dueños del talento, etc. Sin embargo Joaquín Sabina tiene un tema recurrente en su cancionero y ese ha sido siempre el amor y sus conquistas románticas. Un ejemplo claro de la premisa anterior es la canción “Y nos dieron las diez”, composición sobre la cual se crearon cientos de teorías.

Es muy normal que los fanáticos inventen historias (la mayoría de las veces no son inventos) sobre las verdaderas motivaciones que existen detrás de las canciones pero en ese sentido Joaquín Sabina alguna vez supo ser bastante claro y en una entrevista brindada al diario “El Comercio” en el año 2015 finalmente reveló la historia subyacente de la canción antes mencionada y que en su trayectoria funciona como un ícono de representación. Y es que incluso los que no están tan familiarizados con su obra seguramente alguna vez la entonaron en una noche larga de juergas.

El oriundo de Ubeda terminó con las especulaciones justo antes de subirse al escenario para dar un concierto en Gijón.  La realidad es que todos los pueblos que tienen salida al mar en España se han adjudicado ser la musa inspiradora del éxito pero verdaderamente fue Lanzarote el lugar en el que supuestamente conoció a aquella mujer en la barra de un bar hace más de dos décadas. “Lo bueno que tienen las canciones es que en ese caso vale para todos los sitios que tienen mar, para eso las escribe uno. ¡Pero era Lanzarote!”, expresaba el artista de reconocimiento internacional ante la pregunta del reportero y así además dejaba en evidencia el compromiso que tiene por representar a todo su público.

No sucede a menudo que las canciones estén inspiradas en hechos verídicos que les han sucedido a los cantantes y compositores sencillamente porque no cuentan con tantas experiencias propias en sus haberes para relatar. Sin embargo de vez en cuando sucede la magia que en conjunto con las habilidades creativas, sacan a la luz canciones emblemáticas como “Y nos dieron las diez”.

Joaquín Sabina.

Seguramente la secuencia poco tuvo que ver con que sucedió “después de un concierto” o en “el único bar que vimos abierto” y quizás él jamás contestó “con una condición, que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata". Sin embargo la locación existió y luego tuvo lugar la imaginación de un compositor con talento de sobra y fama de galán, de quien jamás costaría imaginar que quisiera retornar “otra vez al verano siguiente” para reencontrarse con aquella mujer que desató sus pasiones.

Otras Noticias