NO LA CAMBIA POR NADA

La foto de Cristina, la hija de Julio Iglesias, que pone en evidencia su vínculo más sagrado

La influencer cada vez afianza más su presencia en redes y en ese camino hay una premisa que parece cumplir a rajatablas.
sábado, 6 de marzo de 2021 · 04:15

Cristina y Victoria son las hijas de Julio Iglesias que están comenzando a dar sus primeros pasos en el mundo del espectáculo. Por supuesto, cuentan con la herencia de un apellido que les facilita mucho las cosas pero como lo de ellas parece no tener nada que ver con la música, poco a poco van forjando un camino con una impronta muy distintiva que las caracteriza.

Las herederas de Julio Iglesias tienen dos aficiones muy claras: la moda y el amor por los animales, y en las últimas horas Cristina, una de las gemelas, ha vuelto a demostrarlo con una postal que ha colgado en la sección de historias de su cuenta de Instagram: posaba con uno de los caballos de su caballeriza, en plan de pura ternura y aparentemente cuando recién terminaba de montar.

El cantante, además de un apellido ilustre, parece haberles otorgado a las hijas que tiene con Miranda Rijnsburger el amor desenfrenado por los animales. Y es que las redes sociales de ambas están repletas de fotografías en las que muestran la gran cantidad de cachorros adoptados que tienen y todas las peripecias que emprenden día a día para intentar rescatar ejemplares de distintas especies de los contextos más desfavorables para su preservación.

La más reciente publicación de la hija de Julio Iglesias, recordando a uno de sus grandes amores.

“Extrañando a mi chica” es el texto que puede leerse en la fotografía adjunta y quizás aquí Cristina se refiere a que la pandemia le está impidiendo reunirse con la yegua que más quiere de todo el grupo. Por supuesto, era infaltable que en la postal luciera tan regia como siempre y por eso es que llevaba colocado todo su equipo de montar. Y es que ni siquiera en condiciones tan rústicas como ésta uno de los retoños de Julio Iglesias puede permitirse verse mal, mucho menos si anhela seguir los pasos del modelaje de su madre.