CARMINA ORDÓÑEZ

La dura vida de Carmina Ordóñez que la transformó de ícono pop a la dependencia

Los detalles poco conocidos de su juventud.
sábado, 6 de marzo de 2021 · 05:30

Muchos dicen que lo que mal comienza mal acaba, y la historia protagonizada por Carmina Ordóñez podría adaptarse a esta frase tan usada en el pasado, pues su vida ha estado marcada por decisiones apresuradas, fiestas, amores, noches, y mucha fama y decisiones sentimentales importantes tomadas tal vez antes de tiempo.

Quienes la siguen de cercas saben que Carmina Ordóñez había formado un reconocido triunvirato juvenil al lado de Charo Vega y de su hermana Belén. Cada noche recorrían Madrid y se lucían de fiesta en fiesta con toda su juventud al volante. Al mismo tiempo, las revistas enloquecían por hacerles notas y tomarles fotografías. Mientras Charo tenía un incipiente romance con Joan Manuel Serrat, Ordoñez a sus 17 años se casaba con un torero.

La primera esposa de Paquirri Rivera que era casi una niña cuando contrajo matrimonio con un hombre 7 años mayor (algo que hoy en día sería muy repudiado), comenzó a disfrutar de las noches flamencas y de los excesos que le permitían la fama y el dinero desde muy temprana edad, llegando al divorcio cuando era todavía muy joven (29 años).

Carmina Ordóñez y Paquirri.

Décadas después y bajo la tutela de sus 3 hijos varones, los medios se sorprendían al saber de la boca de Julián, uno de sus hijos, que Carmina sufría un grave problema por dependencia a un medicamento y que no podía dejar:

Mi madre padece una adicción a la benzodiacepina que es una rama de los somníferos que crea una dependencia bastante grave y bastante costosa de quitar y solucionar.

Hace algunos años y poco tiempo previo a su partida, la exesposa de Paquirri Rivera confesaba a la televisión su drama por el proceso de desintoxicación, con el cual luchaba hacía mucho tiempo pues era demasiado difícil de completar por las características del medicamento que ella consumía para poder dormirse:

Lo he pasado muy mal, ha sido muy duro pero gracias a Dios estoy en una desintoxicación. Todavía no tengo el alta médica total. Lo único que he hecho es un mes de desintoxicación y luego tengo que seguir otro tanto de rehabilitación. Yo cada intento que he hecho para mí he pensado que era el definitivo- He tenido dos sustos que me ha pegado fuerte y yo si pienso y pido a Dios que sea el definitivo, por mi bien y el de mis hijos.

Carmina Ordoñez partía de este mundo hace 14 años tras recibir un golpe en la cabeza mientras se daba un baño en su casa, lugar en donde fue encontrada sin vida.