SIN PELOS EN LA LENGUA

La hija de Joan Manuel Serrat carga contra Victoria Abril y sus privilegios en los “Premios Feroz”

Candela tiene en la sangre el talento de su padre y también los genes contestatarios que la hacen revelarse ante las situaciones que considera injustas.
miércoles, 3 de marzo de 2021 · 07:45

El talento de Joan Manuel Serrat y sus habilidades para expresar sus pensamientos sin tapujos, son atributos perfectamente equiparables en él. Hay archivos probatorios de que “el nano” no tiene ningún inconveniente en frenar un concierto en vivo porque algún espectador le lanzó un improperio y evidentemente esos rasgos de la personalidad los ha heredado Candela, quien casualmente también se dedica al arte.

En la jornada de ayer tuvieron lugar los “Premios Feroz” y algo que sucedió en la organización llamó poderosamente la atención de la actriz, quien no dudó en exponer su parecer al respecto mediante historias en su cuenta oficial de Instagram. Y es que Victoria Abril aparentemente es una negacionista del Coronavirus o ya está exhausta del cumplimiento de los protocolos, de manera que habría expresado su voluntad de no asistir a la alfombra roja usando mascarilla.

Lo que sucedió luego fue que el equipo de producción aceptó la ausencia de Victoria Abril en ese segmento pero luego también aceptaron que subiera al escenario a recibir la estatuilla sin el tapabocas correspondiente. Esto enfureció a la hija de Joan Manuel Serrat y sus manifestaciones pueden apreciarse en el video adjunto.

Candela se desempeña en el ámbito teatral y allí está experimentando junto a su equipo, las peripecias que trae aparejada la segunda ola de la pandemia y la falta de confiabilidad de gran parte del público, quienes por muchos motivos aún consideran que es poco seguro asistir a lugares cerrados. Desde su lugar la heredera del cantante pone todo de sí para generar seguridad a sabiendas de que sin el público, ella y muchos de sus colegas no tendrían trabajo.  En ese contexto la artista considera que otorgar ese tipo de privilegios sin ningún tipo de miramiento en las consecuencias colectivas, echa por tierra el trabajo de un conjunto que viene remando en aguas turbulentas para superar las adversidades.

“De repente hay una persona que decide que no le importa que sus compañeros estén pasando por esto”, afirmaba la actriz de “Seis hermanas” y luego remarcaba que en cuestiones como ésta no tiene nada de relevancia la opinión personal de cada individuo y que en todo caso cada una de ellas debe quedar supeditada a la búsqueda del bien común. Joan Manuel Serrat estará orgulloso del modo rebelde y defensor de posturas que tiene su querida hija y hasta es bastante probable pensar que acuerda con todo lo que ha dicho.