CURIOSIDADES

Antes de Hollywood: la vida de niña rica de Salma Hayek que no conocías

La mexicana tiene un pasado repleto de excentricidades incluso más atractivo que su presente como actriz.
domingo, 21 de marzo de 2021 · 02:30

Salma Hayek es una de las latinas con más reconocimiento en la industria audiovisual estadounidense y eso ha contribuido a enaltecer la cultura de la que proviene en gran medida. Sin embargo, apostamos todo a pensar que su vida cambió para siempre desde que fue contactada por algún productor de renombre, quien finalmente la ayudó a concretar algún gran éxito pero su historia dista mucho de eso.

Nos encanta conocer la vida detrás de las estrellas que nos proporcionan entretenimiento y en ese proceso podemos encontrarnos algunas sorpresas pues las vidas detrás de las cámaras a menudo no tienen nada que ver con nuestras imaginaciones. Probablemente, Salma Hayek es un caso que aplica a lo anterior por un motivo bastante curioso.

Salma Hayek ha sido una niña rica desde siempre y el triunfo en Hollywood no significó absolutamente nada en su modo de vida pues ya tenía todo. Por supuesto, el reconocimiento por desempeñar tan bien semejante profesión y la fama asociada a eso han sido elementos innovadores en su experiencia de vida pero bajo ningún punto de vista la mexicana podría considerarse como uno de esos casos en los que la posibilidad a acceder a más dinero fue el determinante de un antes y un después.

Y es que la oriunda de Coatzacoalcos es hija de un magnate de la industria petrolera que le propició una infancia de ensueño. De hecho algunos allegados a su infancia han llegado a comentar que tuvo como mascota a tres tigres y uno tuvo que ser devuelto por presunto mal comportamiento en relación a lo que se esperaba de un animal para tener en casa. Pero eso no es todo porque además de haber cumplido aquellos “caprichos”, también recibió una educación envidiable en los mejores colegios de Estados Unidos.

Ahora sabemos que Salma Hayek es heredera de una de las fortunas más importantes de México y a ese patrimonio hay que sumarle los millones que ha conseguido luego de tantísimos éxitos en las dos pantallas y para todo el mundo. Eso sí, con sus primeros sueldos no le ha comprado casas a sus padres ni objetos de primera necesidad pues afortunadamente todo estaba perfectamente cubierto.