A puertas cerradas

"Cantora" a puertas cerradas, Isabel Pantoja se niega a recibir a unos amigos en su fortaleza

La tonadillera permanece recluida en Cantora e inflexible con su decisión de no querer ver a nadie en los aposentos de la finca.
martes, 2 de marzo de 2021 · 16:52

Si bien durante todos estos meses fueron trascendiendo diferentes noticias relacionadas al Clan Pantoja (la visita fallida de Isa a la casa de su madre, los documentos notariales de los Rivera Ordóñez a la cantante y las no llamadas de Isabel Pantoja a sus nietas), lo cierto es que no se la ha visto salir de los muros que conforman, el que alguna vez, fue el palacio de su vida con el reconocido torero.

La finca “Cantora” pareciera haberse convertido en el “cono del silencio” de Isabel Pantoja. Desde que en octubre 2020, su hijo Kiko Rivera confesó públicamente que su madre le había mentido durante todos estos años sobre la herencia de Paquirri, nada fue igual. Fue en aquel momento que la tonadillera decidió cerrarle las puertas al mundo y encerrarse en la finca gaditana con su hermano Agustín y su madre Doña Ana.

Sin embargo, en las últimas horas, un extraño suceso ha tenido lugar en la vivienda de la artista. Fue hace unas horas que, en las puertas de “Cantora”, la prensa divisó un auto oscuro queriendo entrar al lugar. Dentro de él, se encontraba una pareja de amigos de la trianera, con los cuales se la ha visto en otras oportunidades. Como si de un día de campo se tratase, los invitados accedieron hasta casi el portal de entrada. Pero al parecer, no estaban invitados a la fiesta.

Tras una larga espera de varios minutos, el auto con la pareja de amigos de Isabel Pantoja dio la vuelta y se marchó. Detrás dejó a los periodistas de “Europa Press” que, sin éxito, quisieron saber lo sucedido de primera mano. Al parecer, la tonadillera no está para recibir ni siquiera, a quienes podrían darle un poco de ánimo. La reclusión con su hermano Agustín y Doña Ana, se volvió el único contacto que a la cantante le resulta beneficioso.

Pese a esto, su entorno realmente se cuestiona hasta qué punto Isabel Pantoja está en un buen estado de salud. Fue hace tan solo unos días que, la información sobre su abogado manteniendo conversaciones con el penalista de los Rivera Ordoñez, transcendió a la prensa. El motivo serían las negociaciones por los trajes de Paquirri. La tonadillera no está ni siquiera dispuesta a acudir a un juicio y verle la cara a nadie.

Como si esto fuese poco, a partir del 11 de marzo, si la cantante no paga las deudas que posee, podrían embargarle parte de “Cantora”. Su hija, Isa Pantoja, está preocupada. Según ella hace ya 15 días que su madre no le atiende el teléfono. Y por la última vez que quiso entrar a la finca, ir a visitarla personalmente no parecería la mejor opción. Sin duda alguna, el final de este episodio en la vida de la artista no tiene, por ahora, buena pinta.

Otras Noticias