Novedades del clan

La inesperada reacción que ha tenido Anabel Pantoja tras ser consultada por su padre, Bernardo

La colaboradora de televisión ha regresado a Madrid.
martes, 16 de marzo de 2021 · 16:00

Hace dos semanas atrás, Anabel Pantoja abandonaba "Sálvame" para resguardar su salud física y mental, dado que la presión que tenía dentro del plató era constante por los incontables momentos de tensión que vivía a causa de las polémicas que giran entorno a su familia.

Dichos conflictos superaron a la colaboradora de televisión y sin pensarlo dos veces optó por desconectarse al completo de su trabajo, regresando a los brazos de su gran amor en Las Palmas de Gran Canaria.

Lo cierto es que la sobrina de Isabel Pantoja regresó hace unas horas a Madrid y fue capturada por las cámaras de "Europa Press" en dos ocasiones. La primera, al llegar a la capital en compañía de su novio, Omar Sánchez, con quien ha podido disfrutar de una especial velada luego de dejar el equipaje.

La famosa al momento de llegar a Madrid.

Con un semblante bastante serio, podemos decir que la prima de Kiko Rivera regresó en un momento bastante complicado ya que no solo sus tíos y primo están en la palestra de los medios de comunicación, sino también su padre Bernardo Pantoja.

Como la mayoría sabe, Belén Esteban reveló en vivo para el certamen de Telecinco que el marido de la exbailarina Junco quiso entrar a "Cantora" con la intención de visitar a su madre, Ana Martín, pero su hermano Agustín le habría impedido el paso.

A raíz de esto, la tertuliana nacida en Sevilla fue consultada por el medio citado sobre la penosa situación que supuestamente vivió su progenitor, puesto que Kiko Rivera confirma que le han cerrado la puerta de la finca en la cara a su tío y, por su parte, Bernardo lo desmiente "para no generar más problemas" según indicó su sobrino públicamente.

Anabel Pantoja y un portazo que "Europa Press" no esperó.

¿La respuesta de la influencer? Un sonado portazo. Tras subir a su coche, después de una increíble cena con su pareja y gente amiga, la empresaria demostró por medio de una inesperada reacción que las informaciones de su padre no le hacían ninguna gracia.

Finalmente, sin pronunciar ni una sola palabra, Anabel Pantoja cerró bruscamente la puerta de su vehículo y evitó el contacto visual con el periodista, pues solo levantó su mirada al toparse con él de frente y tras solicitarle que le diera lugar para poder marcharse del sitio. "Buenas noches", zanjó.