Volveré a ese lugar donde nací

Pau Donés tuvo un último deseo que no pudo llegar a cumplir

Las repercusiones por el documental “Eso que tú me das” siguen a tope y esta vez, tienen relación con una de las cosas que el cantante quiso lograr pero no tuvo tiempo.
martes, 23 de febrero de 2021 · 08:45

Todavía es imposible poder ver “Eso que tú me das”, sin que las lágrimas empañen los ojos. Sin embargo, fue el mismo Jordi Évole, quien declaró hace pocos días al medio “Esquire”, que lejos estaba de querer hacer un documental lacrimógeno. La última entrevista del periodista a Pau Donés deja mucho más que los últimos días de un hombre apagándose. Os diría lo contrario: deja un mensaje de esperanza.

Jordi Évole presentando la última entrevista con su amigo, Pau Donés.

El pasado domingo se estrenó el documental producido por Atresmedia, en el cual el líder de “Jarabe de palo” es consciente de su muerte próxima. Y equivocado no estaba, ya que apenas 15 días más tarde, el 9 de junio de 2020, se despidió de este plano. Sabiendo lo que sucedería, llamó a su amigo para que lo visitase con un simple equipo de producción, en su casa del Valle de Arán. ¿El motivo? Hablar de la vida antes de partir.

El resultado fue entonces, “Eso que tú me das”, material audiovisual que dejó sin palabras a más de 2 millones de espectadores, el pasado 21 de febrero. Las redes se inundaron con felicitaciones a Jordi y enaltecimientos múltiples a Pau Donés. El ejemplo de vivir simple, agradecer y amar todos los días y estar rodeado de las personas que mejor nos hacen, fue uno de los consejos que el catalán, líder de la banda, regaló a su público en las imágenes póstumas.

Uno de los momentos más emotivos (y eso que hubo varios), fue cuando el artista le confesó a su amigo y entrevistador, cuál era el sueño que deseaba realizar pero por su delicado estado, no pudo. Menos de un año antes de su partida, Donés había lanzado al mercado su último trabajo, “Tragas o Escupes”. Con mucha ilusión, Pau deseaba dar una mini gira de varios conciertos por ciudades como Barcelona, Madrid, México y Nueva York.

Fue su médico quien le aconsejó que no lo hiciera, ya que su cáncer (con el cual luchaba desde 2015) no le daría tregua. Si bien su gira se vio frustrada, sus deseos de cantar hasta el final no. Como cierre del día que pasó junto a Jordi Évole, la voz de “Jarabe de palo” se dio el lujo de una última presentación más. Eligiendo “El sitio de mi recreo”, Pau Donés cantó a sus seguidores pero también, a los momentos que le quedaban por delante.

Pau Donés en el Valle de Arán, donde residió hasta su muerte.

“La vida son cuatro días y tres ya han pasado. No odies a los demás. Si algo no te interesa, pues déjalo de lado” dijo a Jordi, quien aseguró recientemente, que el día que Pau partió de este mundo, no pudo levantarse de la cama. Aún hoy, su voz se quiebra y su piel se eriza al recordar el llamado de su amigo para la despedida pública. Sin embargo, ellos ya se habían dicho adiós fuera de las cámaras. Pau Donés quiso reflejar otra cosa ante la cámara: su abrazo más fuerte y cercano con aquellos que más lo quisieron.