PARECE OTRA

Irene Rosales deja la cordialidad de lado y se expresa sin pelos en la lengua sobre el drama Pantoja

La tertuliana parece haber alcanzado el límite de su paciencia y lo ha dejado muy claro en “Viva la Vida”.
lunes, 22 de febrero de 2021 · 05:00

El drama entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera tiene ya larga data y algo que podemos resaltar de toda esta etapa de idas y vueltas con acusaciones cruzadas, es la actitud que ha tenido Irene Rosales. Al estilo de Anabel Pantoja, siempre se ha mostrado muy conciliadora y respetuosa del protagonismo de su marido aunque ella misma trabaja en uno de los programas con más audiencia de Telecinco y allí recurrentemente le consultan su opinión al respecto. Nunca ha querido añadir más leña al fuego ni hablar en contra de su suegra y por el contrario, se ha mostrado como un firme pilar que apoya cada una de las decisiones de su amor, incluso aquellas que no comparte.

Sin embargo, durante las últimas horas la colaboradora de “Viva la Vida” sorprendió a propios y ajenos al irrumpir en “Sálvame” mediante llamada telefónica para contradecir a Anabel en su percepción de que la tonadillera ha sostenido a su hijo cuando este se encontraba atravesando los momentos más complicados por su adicción. Irene Rosales ha dejado en claro que eso no ha sido así y que la única que ha intervenido en aquel momento para el olvido ha sido ella. “Es algo que me ha dado muchos dolores de cabeza en mi relación y en mi vida. Solo lo he sufrido yo”, decía con bastante enfado y evidenciando que su prima política no estaba en lo cierto.

Para sorpresa de la mayoría, la actitud contestataria y a la defensiva de Irene Rosales ha continuado luego en el programa en el que ella se desempeña y allí además de reforzar aquellos pensamientos sobre la ausencia de Isabel Pantoja cuando su retoño más lo necesitaba, también manifestó algunas palabras que dan cuenta del nivel de cansancio que ha alcanzado con toda esta situación. La modelo aseguraba que continuará con su vida de la misma manera en que lo ha hecho hasta ahora, con el objetivo colocado en el bienestar de su pareja y de sus hijas. Pero eso sí, ya no espera nada de nadie y “que nadie espere nada de mí”, expresaba con total contundencia. Así la muchacha dejaba en claro que ya no pretende gastar parte de su tiempo y energía en gente que no hace lo mismo por ella ni por los suyos.

Parece que la sorpresa sobre el modo de proceder de la tertuliana no ha sido solo para los espectadores sino que Anabel Pantoja también estuvo bastante impactada por aquel llamado que no hizo más que desmentir sus dichos. Al respecto Irene aseguraba que no debería preocuparse porque no tiene ningún problema personal hacia ella, pero que considera que podría opinar diferente. “A ella le llamó mucho la atención mi llamada, yo lo hice en caliente y desde el dolor y la rabia”, comentaba la madre de Ana y Carlota en un intento por explicar sus últimas declaraciones.

Irene Rosales. Captura de pantalla de Telecinco.

El nuevo modo de proceder de Irene Rosales coincide bastante con lo que ha hecho Kiko Rivera luego de sus últimas entrevistas exclusivas. El nivel de sobreexposición que están teniendo puede que los esté sobrepasando un poco y quizás eso explica que la televisiva quiera comenzar a poner un punto final sobre el asunto que tantos dolores de cabeza le ha causado de manera indirecta.

Otras Noticias