A REMEMORAR SABORES

Bacalao en salsa de tomate: como para empezar a palpitar la semana santa

Los pescados son ricos en cualquier época del año pero pronto tendremos una ocasión muy buena para rendirles homenaje en nuestras cocinas.
lunes, 22 de febrero de 2021 · 02:45

Que lindas son las fechas especiales para adentrarnos aún más en la cocina y a eso ahora debemos sumarle que el confinamiento continúa extendiéndose, de manera que seguramente al finalizar la pandemia y recobrar la normalidad existirán millares de nuevos expertos en gastronomía que solamente necesitarán rendir su examen final para titularse de chefs, pues todos los conocimientos los habrán adquirido con anterioridad y a pura práctica. Para continuar con esa tendencia es que hoy les proponemos la realización de bacalao en salsa de tomate, un platillo muy clásico español y también representativo de las fechas santas que en breve estarán sobre nosotros.

En nuestro país el pescado le gusta a todo el mundo así es que por esa vía no deberías tener inconvenientes con ningún comensal. Además todos los ingredientes de este menú digno de integrar la carta de los Reyes, son muy sencillos de conseguir y en menos de lo que canta un gallo habrán obtenido una comida tan vistosa como apetitosa, completa y saludable. A continuación procederemos a enlistar los materiales necesarios, como para que comiencen a considerar el bacalao en salsa de tomate como la reina de la mesa en su semana santa.

Ingredientes para dos personas:

450g de bacalao

1 cebolleta

1 pimiento verde

30g de tomate triturado

1 hoja de laurel

100ml de vino blanco

½ cucharadita de azúcar

1 pizca de sal

Pimienta

Aceite de oliva

Procedimiento:

Comenzaremos el bacalao en salsa de tomate picando la cebolleta y el pimiento verde, desechando las semillas de éste último. Luego calentaremos un poco de aceite en una sartén y pocharemos allí los dos vegetales con una pizca de sal. Cocinaremos hasta que la cebolleta y el pimiento estén tiernos y aquí es muy importante que no nos apresuremos pues el éxito de la salsa estará en que ningún ingrediente quede crudo al principio.

Posteriormente incorporaremos el tomate, la hoja de laurel y la pimienta y removeremos para integrar todo. Enseguida regaremos con el vino blanco y bajaremos el fuego para que el alcohol se evapore por completo y el platillo luego no tenga sabor ácido. Con 20 minutos de cocción será suficiente y habremos conseguido ese objetivo.

Paralelamente freiremos el bacalao en una plancheta con la piel hacia abajo para evitar que se pegue sobre la superficie y luego se nos desmorone todo al intentar quitarlo. Atentos a este detalle porque podría desencadenar el fracaso total y por nada del mundo querríamos desperdiciar una pieza de pescado tan preciada. Salpimentaremos ligeramente y una vez que tome un buen color dorado la agregaremos al sartén en el que tenemos nuestra salsa.

Lo único que resta para que el bacalao en salsa de tomate se presente con quienes vayan a degustarlo es que retiremos la hoja de laurel y coloquemos el recipiente en el medio de la mesa para que desde allí le tomemos las fotografías que se merece. No se olviden de acompañarlo con buena temperatura y bastante cantidad de pan, porque como en todas las recetas con salsa rica, será imposible resistirse a mojar allí una buena hogaza. ¡Buen provecho!