DESPUÉS DEL PLANTÓN

Rafael Amargo reaparece en “el Deluxe” y se enfrenta a las picantes preguntas de los colaboradores

El bailarín no viene pasando una buena temporada y se ha presentado en el programa de Jorge Javier Vázquez para intentar limpiar su imagen.
domingo, 21 de febrero de 2021 · 20:03

Luego de algunas semanas y ahora que parece que las aguas se han calmado, Rafael Amargo se ha presentado en “Domingo Deluxe”. Una presencia muy esperada considerando que él antes había cancelado una entrevista, justo en fechas posteriores a que se conociera su implicación en un supuesto delito por venta de sustancias ilícitas. También había asegurado que jamás se presentaría en un plató de televisión a hablar del asunto pero quizás ahora lo necesitaba para dar su versión de los hechos y de algún modo intentar quitar de su persona todos aquellos fantasmas que se le han adjudicado.

La realidad es que la presencia del bailarín en el programa ha funcionado casi como un panel en el que los colaboradores intentaban sacarse todas sus dudas y a cambio Rafael Amargo trataba de contestar sin meter la pata y decir alguna cosa que pudiera complicar su situación aún más, considerando que aún goza de libertad condicional. En primera instancia el artista aseguró que su faltazo al programa de Jorge Javier Vázquez fue porque por aquellos días estaba muy triste y nervioso, de manera que no estaba de ánimo para asistir a un programa de televisión que es líder de audiencia en España.

Rafael Amargo. Captura de pantalla de Telecinco.

“Detrás de todo lo que me pasa hay una mano negra” aseguraba Rafael Amargo y enseguida los periodistas presentes comenzaron a pedirle más explicaciones, en un claro intento por saber con más precisión quién sería esa persona que lo ha colocado en una situación tan engorrosa. Por supuesto, no hubo nombres sobre la mesa pero en todo momento el hombre aseguró que lo de él es un caso típico de “chivo expiatorio”, en el que paga los platos rotos quien menos culpa tiene en el drama.

El argumento anterior no terminaba de cerrarles a los colaboradores porque lo de Rafael Amargo no se ha iniciado con una denuncia por parte de algún enemigo que quisiera incriminarlo aprovechándose de que es una persona pública. Su implicación judicial comenzó de oficio porque a la policía le resultó sospechoso el alto tránsito de personas que entraban y salían de su domicilio, algo que él ha asegurado que solamente tiene que ver con que tiene muchos amigos y su hogar es un sitio muy concurrido porque es un gran anfitrión.

Jorge Javier Vázquez y Rafael Amargo. Captura de pantalla de Telecinco.

“La culpa es mía por meter el hocico donde no debía” aseguraba posteriormente el bailador haciendo una especie de mea culpa y dejando entrever que quizás ha confiado en personas o ha considerado amigos a muchos sujetos de los que no debería haberse fiado y que quizás son aquellos los que en la última oportunidad han actuado como esa “mano negra”. Además ha asegurado que luego de la requisa policial en su domicilio ha hecho un cambio rotundo de actitud y ha cortado muchos vínculos, justamente para achicar su círculo de allegados y reducir al máximo las posibilidades de una nueva traición en el futuro.

La realidad es que Rafael Amargo en más de una oportunidad debe haberse arrepentido de finalmente haber acudido “al Deluxe” porque los panelistas no se lo han hecho muy fácil con sus preguntas incisivas. Kiko Matamoros es el único que se mostró un poco más comprensivo con su situación e incluso aseguró que su argumento le parecía bastante creíble. “Ve a hablar de las cosas que tú sientes, de las cosas de tu corazón”, decía el coreógrafo en relación a lo que había sido el consejo de su abogado, algo que realmente no sucedió para su pesar y en más de una oportunidad intentó amablemente solicitarle al presentador dejar el tema allí y pasar a otros temas “que pudieran divertir más”.

Rafael Amargo. Captura de pantalla de Telecinco.

“Estoy aquí ahora y con muchas ganas de pasarla bien” dijo al principio del encuentro y luego “vamos a hablar de otro tema que yo he venido aquí a cantar y a bailar”, frases que no hacían más que demostrar que el clima en el ambiente estaba bastante caldeado y con lo que ha sucedido no debería extrañarnos que Rafael Amargo no vuelva a presentarse a un vivo de televisión nuevamente de aquí a mucho tiempo.