¿NOS HAN MENTIDO?

Una foto echaría por tierra la versión sobre la mala relación de Jesulín de Ubrique y Andrea Janeiro

Belén Esteban se ha ocupado, a lo largo de los años, de hundir a Jesulín tachándolo de padre ausente. Pero esto no sería tal como nos contaron.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 12:50

Si hay alguien que ha sabido mantenerse al margen del escándalo de sus padres de forma magistral, esa es Andrea Janeiro. La joven de 21 años se fue a vivir al exterior, quizás para quedar afuera de la pelea entre su madre, Belén Esteban y su padre, el torero Jesulín de Ubrique

Durante años, Esteban ha alimentado las versiones que indican que la relación entre padre e hija sería casi nula. De hecho, el diestro ha sido acusado de ser un padre un tanto ausente en los momentos importantes de la vida de Andreita. Recordemos, que Esteban y Jesulín de Ubrique tuvieron un fugaz pero apasionado romance que comenzó en 1995 y terminó en el año 2000. 

Tiempos felices: cuando Belén Esteban y el Matador aún se amaban.

Sin embargo, según ha publicado por ABC Gente, la imagen de Andrea ocupa un lugar privilegiado en el hogar del torero. Es más, la misma información indica que Andrea ha llegado hasta a enviarse mensajes con María José Campanario, la actual esposa de su padre. 

Año 2001. Jesulín de Ubrique sostiene en brazos a la pequeña Andreita.

En el programa "Mano a Mano", conducido por Manolo Molés, y dedicado a la figura de Jesulín, se pudo ver la fotografía de la joven en uno de los ambientes principales de la casa. Belén Esteban, por su parte, se ha encargado de desmentir esto y niega rotundamente que haya una buena relación entre padre e hija. Es más, asegura que esas versiones han sido instaladas por la familia del matador. 

ANDREA JANEIRO ELIGE LA DISCRECIÓN 

La pequeña Andreita tenía nada más que un año cuando sus padres pusieron fin al amor, en medio de una batalla legal y mediática que terminaría calando fuerte en la personalidad de la joven. Tal es así que hoy, ella prefiere mantenerse alejada de los flashes y ser "una niña normal", tal como lo ha expresado Belén en numerosas oportunidades. 

Hoy, su figura y la de su media hermana, Julia Janeiro, vuelve a tomar relevancia por la pelea que sostienen sus madres y que es comidilla de todos los platós televisivos. Sin embargo, ninguna de las dos jóvenes se ha manifestado al respecto y desde el entorno familiar aseguran que, a pesar de todos los conflictos, ellas mantienen una buena relación.