Música

La dura historia de “Mecano” y cómo salió del abismo

El grupo de música pop tuvo un momento de éxito, pero también sufrieron las consecuencias de la llegada del tecno en 1981.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 04:15

Sea cual sea la industria en la que uno se desempeña, nunca es fácil competir con esa “moda” que se lleva toda la atención. Y, sin dudas, eso es algo que el grupo Mecano tiene bien en claro, o al menos su historia musical lo desvela. 

1981 fue el año que por primera vez se supo de este grupo musical conformado por Ana Torroja y los hermanos Nacho y José María Cano, pero también es el año en el que el tecno llegó a robarse todas las miradas, o más bien oídos. Aún así, ellos supieron cómo salir adelante. 

En 1986, por ejemplo, Mecano publicó su cuarto disco llamado “Entre el cielo y el suelo” el cual, sin dudas, daba un indicio de lo que estaban atravesando en aquél momento, estando “al borde del abismo”, como reconoció Ana Torroja. Por lo que, este significó su despegue definitivo y el comienzo de una etapa con gran reconocimiento. 

Ana y los hermanos Cano, los integrantes de Mecano

Sin embargo, así como recuerda el portal “Los 40”, las ventas de sus discos anteriores habían ido en picada, lo que impulsó a CBS, su compañía, a agotar el contrato que tenían con Mecano. “Si un grupo iba pa'bajo, moría seguro, con nosotros eso estaba en el aire. Cuando firmamos con Airola todo el mundo decía es absurdo”, recordó José María al medio ya mencionado. 

Tal era el mal que estaban pasando que hasta llegaron a admitir que “nos dimos cuenta de aquello tenía pinta de que se acababa y nosotros dijimos no”. Y, es por eso que los tres integrantes de Mecano hicieron un esfuerzo tremendo por sobrevivir, lográndolo sin imaginarlo. 

Los integrantes de Mecano lograron salir del abismo.

En ese disco (Entre el cielo y el suelo) llegamos incluso a fracasar. Ese disco salió con ambiente de fracaso, el ambiente era tan reacio, tan hostil, que era imposible tener éxito.

Con esas palabras Cano recuerda en “Los 40” el éxito que tuvo su cuarto álbum. Pues, como ya decíamos, fue un éxito total y la clara prueba es que se convirtió en el primer disco español que superó el millón de copias, algo impensado para una banda de nuestro país.

El reconocimiento a Mecano fue imparable.

El título del disco es un claro ejemplo que, así como le pasó a Mecano, se puede estar al ras del cielo y de repente caer en picado. O, como recuerda José María, “conocíamos las dos situaciones y que por ambas podíamos pasar en cuestión de días, prácticamente pasas de lo más alto a lo más bajo”.