EL ROMPECORAZONES

Un repaso por la extensa vida sentimental de David Bisbal, muy pocos fueron amores verdaderos

Mientras el artista se prepara para la edición número 62 del festival de la canción, revisamos los nombres de las mujeres que lograron acaparar su atención.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 17:49

Uno de los acontecimientos más esperados del verano sudamericano es el gran festival de Viña del Mar, que cada año reúne a los mejores artistas de la escena internacional logrando así una grilla de lo más completa y atractiva para públicos diversos. Lamentablemente, este año también pasaremos de eso a causa del coronavirus y la imposibilidad para reunir a grandes cantidades de personas. Sin embargo, la organización del espectáculo ha considerado buena opción la de hacerlo en modo virtual y así será. Por supuesto que la iniciativa ha generado mucho ruido en los fanáticos porque nada será igual pero no queda más que adaptarnos a las nuevas formas y eso es lo que está haciendo David Bisbal desde nuestro país.

Como este año no podremos ver en vivo y en directo a nuestra estrella de proyección internacional en Viña, nos ha parecido realizar un repaso por los grandes amores que han cautivado su corazón porque sus pasos hacia el triunfo musical los conocemos ampliamente. Rosanna Zanetti es la única que ha conseguido comprometer a David Bisbal ante la ley y eso es realmente un logro espectacular, pero antes de ella han existido otras mujeres muy importantes y una que no podemos dejar pasar en este recuento es Raquel Segovia, una joven almeriense que compartió con él sus años más jóvenes, cuando ya cantaba pero no gozaba de la fama que consiguió gracias a Operación Triunfo. “Un capítulo de mi pasado que ni quiero, ni puedo borrar” reconoció en relación a ella el vocalista en alguna oportunidad y lamentablemente la cosa entre ellos no funcionó no por falta de amor sino porque sus caminos se tornaron incompatibles.

En la línea temporal sin lugar a dudas continúa Chenoa (aunque puede que en el medio tuviera otros amoríos menos conocidos) con quien tuvo varias idas y vueltas pero aún así la relación llegó a tomar cierto nivel de compromiso porque David Bisbal le presentó a sus padres. Sin embargo, nuevamente la diferencia de agendas y los triunfos individuales derivaron en que el músico le pusiera el punto final a la historia, algo que a ella le costó muchísimo comprender y superar.

Posteriormente, Elena Tablada se sumó a la lista de conquistas importantes de David y vaya si no fue importante porque le dio a su primer amor para siempre: su hija Ella. La diseñadora de calzados significó una gran compañía para Bisbal porque lo ayudaba con el idioma inglés cada vez que tenía que entablar alguna charla con algún representante no hispano, algo que le sirvió mucho. Pero lamentablemente con ella la cosa tampoco prosperó en el tiempo y en febrero del año 2010 se separaban y daban inicio a grandes trifulcas por no terminar de ponerse de acuerdo en la patria potestad de la pequeña. Afortunadamente todo aquello ya ha quedado atrás y ahora David Bisbal disfruta del mejor vínculo con su retoño y de una relación bastante cordial con la madre de su primera hija.

El oriundo de Almería se conoce a sí mismo y de hecho ha reconocido que es “incapaz de estar solo”, una frase contundente y que de algún modo explica el larguísimo historial de mujeres que han pasado por su vida. Luego de Elena Tablada vinieron otras muchachas con las que no alcanzó a completar ni siquiera un año pero tal como era de imaginarse, todas eran preciosas y hasta se animó a ligar con celebrities de otras nacionalidades. Por ejemplo Eugenia “La China” Suárez (argentina), quien hoy está en pareja con el actor chileno Benjamín Vicuña.

Pero parece que como a todos, luego de tantas andanzas a David Bisbal le ha llegado la etapa de la vida en que necesita estar más relajado y tranquilo y en esa nueva búsqueda es que Rosanna Zanetti apareció como la mujer ideal, quien finalmente lo llevaría a formar un sólido nido de amor que antes lo haría pasar por el altar. Considerando todo el panorama anterior es lógico pensar que el cantante ha sentido que con la actriz existen perspectivas de futuro y muy a largo plazo porque de lo contario nuevamente no se habría animado a dar el gran paso que implica el “sí quiero”.

“Soy un enamorado de mi familia y estamos muy felices de que siga creciendo. Pronto seremos cinco”, expresaba hace algunos meses la estrella poniendo de manifiesto su plena felicidad con el nido de amor en el que vive actualmente. Por estas horas debe estar compartiendo con Rosanna la expectativa por finalmente saber si su público latinoamericano le concederá alguna gaviota digital en esta atípica edición de Viña 2021.