Inexplicable

Julia y Andrea Janeiro, hijas de Jesulín de Ubrique, podrían ser las responsables de sellar la paz

El torero tiene dos hijas, una con Belén Esteban y otra con María José Campanario y, son el futuro de la relación de la familia.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 21:09

Atrás quedaron los desencuentros del clan Pantoja y Rivera, ahora son Belén Esteban y María José Campanario quienes robaron todo el protagonismo. La ex y actual mujer de Jesulín de Ubrique no parecen tener intenciones de hacer un acuerdo de paz, ni siquiera por sus hijas. 

Es que, así como el torero, toda España se sorprendió hace unas semanas cuando Campanario publicó una carta en Facebook haciendo trocitos a la colaboradora de "Sálvame". Y, por supuesto, las repercusiones y respuestas de Esteban hicieron que empiece una lucha imposible de parar. 

El día que Belén Esteban se enteró de la carta de Campanario, empezó una larga e imparable lucha.

De hecho, ahora quienes salieron a destrozar a la esposa de Jesulín de Ubrique fueron miembros de su propia familia, que le confesaron a la revista “Semana” que “María José tiene una gran obsesión por Belén, quiere parecerse a ella y le tiene celos”. 

Sin embargo, lo que ni Belén ni María José parecen haber dado crédito es que hay dos personas que sufren las consecuencias de este desencuentro y son, ni más ni menos, que sus hijas. Andrea Janeiro, hija de Esteban y Julia Janeiro, hija de Campanario, quienes comparten apellido al tener el mismo padre: Jesulín de Ubrique

No obstante, las dos hijas del diestro nunca fueron muy fanáticas de las cámaras y, es por eso que ninguna de las dos ha salido a hablar. Aunque, recientemente acaba de salir a la luz una información que podría enfurecer a la tertuliana y a su contrincante: las dos hermanas parecen ser buenas amigas. 

Julia y Andrea Janeiro podrían ser grandes amigas a pesar de la relación de sus madres.

Según ha publicado el diario “La Razón” Andrea y Julia Janeiro mantienen una gran relación y “se comunican por redes sociales y teléfono”. Es decir, las hijas de Jesulín de Ubrique actúan como verdaderas hermanas y “se guardan un enorme cariño”. Pues sí, la sangre tira. 

De todas formas, lo que más ha llamado la atención es la información que el portal ya mencionado compartió sobre las dos jóvenes. “Cuando Julia vaya a estudiar a Madrid, el encuentro se hará realidad a espaldas de sus enfurecidas mamás”. Y, es probable que esto avive más la guerra entre la ex y la esposa de Jesulín de Ubrique

Jesulín de Ubrique podría convertirse en el único que vea a sus hijas reencontrarse.

Aún así, las hermanas parecen hacer vista gorda a lo que Belén Esteban y María José Campanario puedan decir y lograrían hacer muy feliz a su abuela, la madre de Jesulín de Ubrique, quien estaría deseando que sus nietas puedan tener el vínculo de hermanas. 

Cabe destacar que tanto Andreíta como Julia optaron por tener una vida alejadas del foco mediático, por lo que este encuentro se podría producir a puertas cerradas y, de ser así, el único participante y el más feliz podría ser Jesulín de Ubrique.