El conflicto no tiene fin

La terrible declaración de Kiko Rivera contra Isabel: “Me faltan entre dos y tres millones de euros"

El DJ no puede creer hasta dónde pueden llegar los oscuros manejos de su madre.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 06:00

Kiko Rivera no ha descansado ni un solo día de los medios desde que estalló el conflicto contra la cantante, a quien acusó legal y públicamente de haber manipulado la herencia de Paquirri a su favor, robándole millones de euros al DJ que su padre le había dejado en el testamento.

Ahora, un nuevo dato se ha sumado a la ardua tarea del marido de Irene Rosales por conseguir lo que le pertenece y cumplir la voluntad del torero “que sus hijos fueran sus herederos universales”, tanto para él como para sus hermanos mayores, Francisco y Cayetano, fruto del primer matrimonio de Paquirri, quienes también se han sumado al reclamo legal contra la tonadillera.

Kiko Rivera conversando con Jorge Javier Vázquez sobre los manejos de la tonadillera en "Sábado Deluxe".

Yo ya dije que me faltan entre dos y tres millones de euros y ya se ha demostrado que no mentía.

Esas fueron las fuertes palabras del hermano de Isa Pantoja en el plató de “Sábado Deluxe”, donde aseguró, muy cansado y afectado por este conflicto que no tiene fin, que: “Cada día me llega información y creo que me he quedado corto”. Es que a pesar de estar haciendo lo que es correcto ya que pelea por lo que le pertenece, le duele mucho enfrentarse a su madre, a quien podría perder para siempre.

Nada parece mover a la cantante de coplas y rancheras que se aleja de las acusaciones en la “cárcel de oro” como le dicen a Cantora. Tal es así, que hasta ha hecho oídos sordos al ultimátum de Kiko Rivera, en uno de sus desesperados intentos por recuperar lo que es suyo y salvar lo poco que queda de relación con Isabel.

Kiko Rivera devela en el programa cuál es la cifra exacta que su madre le arrebató. 

Sin embargo, el músico no esperará para siempre y si la voluntad de la viuda de su padre es cortar el vínculo con su hijo, así será. “Le he puesto un precio por debajo del que tiene”, declaró apenado Kiko Rivera en el programa, confirmando que venderá su parte de la finca a un comprador anónimo interesado.

Lo único que puede rescatar el primo de Anabel Pantoja de estos últimos meses de guerra ha sido el gran acercamiento a la familia de su padre, con la que nunca ha sembrado buenas raíces debido a que, aunque no nos sorprenda, tampoco la quieren a la Pantoja. Este nuevo y exitoso vínculo con sus hermanos mayores no solo le ha traído largas y cálidas tardes sino una confianza absoluta y un apoyo incondicional, al igual que con su recientemente fallecido tío “Riverita”, hermano de su padre. Con él no solo aprendió mucho de cómo era su padre, sino que también, pudo sentir la figura paterna que nunca tuvo, debido a que Paquirri falleció cuando Kiko Rivera tenía tan solo seis meses de vida.

Otro gran sostén ha sido su mujer y madre de sus hijas, Irene Rosales. La tertuliana no solo lo abrazó en los peores momentos sino que lo alentó a luchar por hacer valer quién es, cueste lo que cueste. Y hasta en su peor etapa del 2020, año que perdió a sus dos padres por terribles enfermedades, Irene se refugió en Kiko Rivera y él en ella. Tal como expresaron ambos, fue el año en que más consolidados y juntos se sintieron, frente a las adversidades.