INSÓLITO

Lo que faltaba: el Rey Juan Carlos le asesta la estocada al Rey Felipe con un libro autobiográfico

Todo comenzó para el Emérito desde el mismo momento en el que su hijo no lo felicitó por su cumpleaños.
viernes, 1 de octubre de 2021 · 06:00

Durante más de un año, el exilio del Rey Juan Carlos se convirtió en uno de esos misterios familiares mejor guardados, exactamente en cuanto al tema de las relaciones entre el Emérito y su hijo, el Rey Felipe se refiere. Mientras que en las primeras semanas se aseguraba que el actual Monarca no quería siquiera ver a su padre pintado, muchos apostaron por la consanguinidad como hilo inalterable en la comunicación entre ambos e incluso el orgullo que sentía el Rey saliente, al ver a su hijo ejecutando de forma "brillante y según lo esperado" su rol como Jefe de Estado.

No obstante, hay una versión definitiva que podría ponerle punto y final a las especulaciones, y es la periodista Laurence Debray, quien se encargará de esta misión con la publicación del nuevo libro autobiográfico 'Mi rey venido a menos', que ha contado ni más ni menos que con la fuente misma, el Rey Juan Carlos, para recoger todos sus testimonios y darles vida a través de sus escritos. Según el diario "Informalia", han sido varias horas entre encuentros y visitas programadas en su residencia exclusiva en Abu Dabi para dar vida a este proyecto.

Sin la invaluable ayuda de sus exclusivos amigos en el mundo árabe, el Rey Juan Carlos hubiera tenido grandes problemas para exiliarse.

Por supuesto que esta participación concedida por el mismísimo exsoberano, le confiere a esta nueva publicación una suerte de valor único, al otorgarle a la escritora y biógrafa los derechos exclusivos para plasmar en papel sus reflexiones tras el exilio, en los que muestra su faceta más agria, lejana a su acostumbrada imagen del exrey campechano y castizo, que por tantos años t elogios arrancó entre los españoles. Ahora, frente a este cambio ¿cuál es su situación actual, por ejemplo, con su hijo, después de un año de ausencia?

"La relación con su hijo, Felipe VI está rota. El Monarca ni siquiera felicitó a su padre por su 83 cumpleaños. Personas allegadas a él incluso cuentan que el Emérito le llama de forma diferente: "Antes se refería a don Felipe como 'el Rey', ahora habla de 'mi hijo', es una forma de degradarlo". Así lo difundió la revista francesa "Paris Match" como adelanto a lo que podremos leer en este libro, más inédito que cualquiera.

El Rey Juan Carlos no tiene reparos en asumir que en Abu Dabi entorpece menos la gestión de su hijo, el Rey Felipe.

Supuestamente, esto se habría motivado a una distancia marcada, entre el padre y el hijo, tras los escándalos financieros y tejemanejes que hasta hoy, varios países le acuñan al Rey Juan Carlos, mientras que en España hay un proceso de investigación abierto para determinar su culpabilidad. Estos hechos insólitos habrían dificultado las cosas hasta el punto de que el Rey Felipe no lo hubiera felicitado en su cumpleaños 83. Pero en cuanto a los temas más contundentes en el orden de lo financiero, el Rey Juan Carlos prefiere desviar la atención hacia su gestión como Monarca y su aporte a la España de hoy.

Las instituciones que dejé deberían ser suficientes. Ellas hablan por sí mismas. Pero es cierto, las instituciones se destruyen más fácilmente de lo que se construyen.

El Rey Juan Carlos ha reconocido que su relación con el Rey Felipe es casi inexistente.

Una pregunta ineludible tiene que ver con el buen ánimo que al parecer mantiene el Rey Juan Carlos ante la idea de regresar a España, que nunca pareció negar, aunque las dudas le han asaltado, sobre todo en cuanto a la percepción que el país pudiera tener de él después de más de un año de ausencia. Para Laurence Debray, todo parece estar muy claro según sus apreciaciones in situ.

El Rey no suspira, no conoce la amargura, simplemente nota que su universo se ha encogido. Está decepcionado porque mucha gente le ha dado la espalda.