INDIGNACIÓN

La última jugada de la Reina Isabel que podría costarle el apoyo absoluto del Reino Unido

Si la Soberana no quiere ver al país en su contra, debe pensar muy bien si vale la pena esta decisión
viernes, 1 de octubre de 2021 · 16:04

Las altas expectativas que mantenía el Reino Unido a partir de los preparativos para la celebración del Jubileo de Platino, que conmemorará los 70 años de gestión de la Reina Isabel este próximo año 2022, comienzan a perder brillo ante una polémica decisión que ha tomado, e involucra ni más ni menos que a su hijo más querido, el Príncipe Andrés.

Tal como lo especifica el diario "La Nación", dentro de las actividades previstas de cara a este esperado evento, se prevé un acto en el que la Reina Isabel se preste a condecorar con una medalla alusiva a este festejo, a médicos, rescatistas, demás miembros de apoyo sanitario y funcionarios de las fuerzas castrenses, quienes han prestado un invaluable servicio al país en tiempos de pandemia.

La Reina Isabel podría condecorar al Príncipe Andrés en el Jubileo Real del 2022.

Es por ello que muchos preguntan por qué la Reina Isabel pretende en este sentido que el Príncipe Andrés, hoy investigado por la justicia estadounidense por su supuesta vinculación con su relación forzada con una menor de edad, también reciba algún tipo de reconocimiento, si precisamente sería el Duque de York quien menos podría tener algún mérito que lo haga acreedor de este honor.

Para ello, el rotativo británico "Newsweek" consultó a un interno de la Casa Real, quien explicó el por qué de esta determinación, en la que se ve beneficiado el hijo problemático de la Reina Isabel.

Los miembros de la familia obtienen la medalla por conmemoración, no por servicio. Si se sigue el precedente, él también recibirá una. El Jubileo de Platino de su majestad es una oportunidad maravillosa para reconocer la dedicación y el servicio de aquellos que, como la Reina, sirven incansablemente a nuestro país.

La Reina Isabel podría sorprender el próximo año, con inusuales invitados a su celebración.

Pero de la misma forma, el medio consultado expone que en este orden, incluso el Príncipe Harry y Meghan Markle podrían hacerse con la codiciada medalla, aún con todos los escándalos mediáticos protagonizados por la pareja, y en el caso del Principe Andrés, incluso si fuera imputado por el caso de Virginia Giuffre.

Este sistema de condecoraciones ha sido ampliamente criticado desde distintos sectores de la sociedad británica, pues estas condecoraciones, al ser otorgadas por la Reina Isabel, tienen el mismo peso que las insignias militares y en muchas ocasiones se ha visto a los miembros de la familia real obteniéndolas enfundados con uniformes castrenses de alto rango sin siquiera merecer tales consideraciones por haber prestado poco o nulo servicio en el ejército.

Hay quienes sostienen que el Príncipe Andrés no tiene los méritos necesarios para la cantidad de medallas y reconocimientos que ostenta, al nivel de un veterano de guerra.

Por supuesto, uno de los casos más contundentes fue el del mismo Príncipe Andrés, quien obtuvo el grado de almirante de la "Royal Navy" pero algunos internos destacaron que el de York utilizaba los recursos propios de la naval para realizar viajes de placer y negocios y nunca estuvo realmente en algún frente de batalla.

Con algunos meses de anticipación para que realmente se pueda celebrar el Jubileo de la Reina Isabel, las críticas y expectativas están a la orden del día y las decisiones están divididas, pero hay una mayor proclividad hacia la negativa ante la decisión de la Soberana.