Conócela

Aficionada de la equitación y las corridas de toro, así es Ana Soria la novia de Enrique Ponce

La joven almeriense fue uno de los personajes que irrumpió el verano pasado en el mundo del corazón después que el torero pusiera fin a su matrimonio con Paloma Cuevas.
viernes, 22 de enero de 2021 · 06:00

Ana Soria pasó de la noche a la mañana de ser una simple estudiante de derecho a ser una de las más nombradas en los diferentes platós de televisión y ocupar espacio en las revistas del corazón. Popularidad que vino acompañada de uno de las separaciones más sonadas durante el verano pasado, la de Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Todo por ser la tercera en discordia en un matrimonio admirado por muchos, de años juntos e hijas en común.

Pero los asuntos del corazón son complejos y pese a las críticas la joven andaluza vive su mejor momento en compañía del torero. Aunque él bajó la frecuencia de sus posteo junto a Ana en las redes sociales, ella a través de sus historias ha sido la encargada que su relación va en serio, tanto que hace un par de meses se fueron a vivir juntos y hasta consiguieron una mascota, un perro al que han llamado Nei.

Ana Soria hará sus prácticas profesionales el próximo verano.

Desde pequeña y gracias a su padre, cultivó su gusto por las corridas de toros, así que su progenitor no podría estar más contento con su unión. De hecho, su abuelo es un fiel admirador de Ponce, es así como Ana logra conocer al ex de Paloma Cuevas y coincidir con él en una fiesta en Mojácar.  “Estoy muy contento porque ahí está su felicidad y eso es lo que más me importa. A mí Enrique Ponce me cae muy bien. Le he seguido porque soy aficionado a los toros, me encanta la relación porque él es un caballero y una persona excepcional”. 

La chica de 22 años que cautivo a Enrique es la mayor de dos hermanos y proviene de una buena familia. Su padre es un reconocido abogado en Almería y su madre es una empresaria famosa. Sus estudios y ahora la vida en pareja con el torero los compagina con su afición por la equitación, frecuentar las plazas de toros y el modelaje. Además de eso, es toda una influencer en potencia y algunas marcas ya le han ofrecido colaboraciones. Pero como el mismo Enrique comentó en una ocasión “ella es muy discreta”, así que quién sabe si aprovechará el momento.

Enamoradísima de Ponce.

De hecho en una oportunidad el ex de Paloma Cuevas comentó que a su joven novia no le interesa la fama, ni mucho menos su intención es alcanzar la fama: “Pedimos respeto por mi familia, por mis hijos, por la familia de Ana y por ella. No nos merecemos esto. Es una familia muy discreta”. Y después de todos los titulares que protagonizaron, totalmente entendible que prefiera seguir con un bajo perfil y sin intenciones de llamar más la atención de la prensa.

En cambio hay algo que tiene bien claro la de Almería: su vocación por las leyes y donde realizará las prácticas profesionales el próximo verano. La novia de Ponce tiene la ventaja de haber nacido en una buena familia y ser la ahijada de Baltasar Garzón, prestigioso abogado con su propia firma y que acogerá a la joven estudiante. El bufete de Garzón se encuentra en Madrid, así que se trataría de una pasantía y/o trabajo a distancia. Si trasladó sus expedientes para permanecer cerca de Ponce ¿ querrá irse a la capital por unas prácticas? Ya lo veremos.