No la quieren

Julio Iglesias incomoda a sus vecinos de Indian Creek al cerrar un trato millonario con Ivanka Trump

El cantante posee un lote de parcelas en esta isla super exclusiva ubicada en Miami, donde residen multimillonarios y celebrities.
jueves, 14 de enero de 2021 · 17:45

Julio Iglesias ha sabido aprovechar los ingresos generados con su música. A lo largo de los años ha ido adquiriendo terrenos de tierras y mansiones tanto en España como en otros países del mundo. Como por ejemplo la participación que tiene en el Grupo Punta Cana, en República Dominicana donde actualmente reside. Pero el tiempo pasó y las ganas de seguir administrando un gran lote de propiedades ya no sería la prioridad de Iglesias.

Es por ello que ha ido de a poco vendiendo sus propiedades. Pero hay unas parcelas de tierras muy prometedoras que posee el cantante en una exclusiva isla de Miami, mejor conocida como: el búnker de los multimillonarios, la cual le generan más ganancias venderlas que seguir con ellas sin construir nada. Sí, nos referimos a  Indian Creek, la isla privada donde residen multimillonarios y celebrities de diferentes lugares del planeta. 

Imagen de la propiedad que vendió Julio Iglesias a Ivanka Trump.

Cuando el intérprete adquirió dichos terrenos, sus planes era dividirla para en partes iguales y dejarlas en herencia a sus hijos mayores, fruto de su unión con Isabel Preysler: Chábeli, Julio Jr y Enrique. Pero el tiempo, la relación con ellos se deterioro un poco, sus hijos tomaron sus propios caminos y su sueño tuvo que tomar otro rumbo, así que a Julio le ha tocado ir vendiendo de a poco estas exclusivas parcelas.

Cuestión es que, el compositor aún tenía tierras por vender y apareció una compradora muy interesada en hacer negocios con él. Lo que nadie se iba a imaginar que la afortunada en cerrar un trato con Julio Iglesias sería la mismísima Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner. La transacción fue por unos 25 millones de euros y se realizó en 2020.

Para el madrileño significó un par de ceros más a su cuenta bancaria, así que poco le habrá afectado vendérsela a la hija de Trump o cualquier otro. Vale destacar que el cantante siempre ha sido una persona carismática y su fama lo ha llevado a tener una buena relación con la Casa Blanca. Además, los negocios son negocios.

A la hija de Trump le está costando encontrar un lugar donde la quiera.

El asunto es que los vecinos del ex de Isabel Preysler están negados aceptar y/o recibir con los brazos abiertos a Ivanka y su familia. Menos después de toda la controversia que ha generado su padre al no aceptar la derrota electoral o los últimos ataques de los seguidores de Trump al Capitolio. Nada sencillo la tiene la empresaria y deberá meditar muy bien cómo seguirá su futuro al dejar Washington.

Es que, Ivanka no ha comenzado a colocar un ladrillo cuando ya los miembros de un selecto club que opera en Indian Creek pusieron el grito al cielo. No les gustó para nada el hecho de que el marido de Miranda Rijnsburger haya aceptado el dinero de los Trump a cambio de una de sus parcelas. Así que no tendrán tartas de bienvenida cuando lleguen al vecindario, ni barbacoas los fines de semana para conocer a la comunidad.

Pero eso no es todo, en esta isla de celebridades donde el cantante aún le quedan parcelas por vender, opera un club social super exclusivo cuya membresía anual es de 150 mil euros. Es tan selectivo que no por el hecho de vivir ahí tienes el ingreso asegurado y por supuesto ya han adelantado que “no hace falta" que Ivanka pregunte los requisitos, pues ya su solicitud ha sido negada. ¿Qué tal?