Lujo y playas cristalinas

El gran amigo de Julio Iglesias que le insistió para que se mudara a República Dominicana

El cantante encontró su lugar en el mundo en el país caribeño y aprovechó con la excusa de la pandemia fijar ahí su residencia.
jueves, 14 de enero de 2021 · 05:53

Desde que inició la pandemia Julio Iglesias prácticamente huyó del país y buscó refugió en el Caribe y desde entonces parece haber fijado residencia en República Dominicana. En sus hermosas playas habría encontrado tranquilidad, inspiración para seguir haciendo música y todos los lujos que necesita para vivir plenamente, tal como le sugirió un gran amigo.

El cantante de 77 años disfruta de una vida en solitario pues su esposa y las gemelas se quedaron en el país, y con el resto de sus hijos no tiene una gran relación. Un escenario que nadie sospechaba de un hombre que durante su juventud, gracias a la fama, estuvo rodeado de gente.

Eso sí, el exmarido de Isabel Preysler tiene a su disposición 15 empleados domésticos, un piloto privado que lo lleva a Miami cada tanto, su productor de música y los abogados que lo asesoran en sus negocios. “Está ahí todavía, en su villa, tranquilo”, le comentó a la prensa Frank Rainieri, CEO y presidente del Grupo Punta Cana.

Esta es la propiedad de Julio Iglesias en República Dominicana.

No culpamos al madrileño por abandonar estas tierras y refugiarse en una casa inmensa con todos los lujos,  grandes jardines, el mar azul cristalino de fondo, un estudio de grabación, empleados atentos a sus necesidades y jet privado listo para ir donde él quiera a 5 minutos de la propiedad.

Según desde que el padre de Enrique Iglesias vive en República Dominicana, el turismo en esta nación caribeña se ha reforzado. Posiblemente se corrió la voz de lo dichoso que se siente en ese paraje, que otros también desean probar un poco del paraíso. Pero no fue una idea que se le ocurrió de la nada, sino una recomendación de Óscar de la Renta que lo hizo adquirir la propiedad. 

Para el compositor, el diseñador de moda era como su hermano, incluso lo admiraba mucho: “Nunca en la vida he conocido a alguien con la fuerza para luchar que él tiene”. De hecho, el cantante es el padrino del hijo del dominicano, mientras que para Victoria y Cristina, Óscar era su tío “tope- tope”.

“Era muy dulce, muy divertido. Nos hacía reír mucho. Siempre recordaremos cuando llegaba a casa con su coche de golf; uno enorme que tenía en Punta Cana, y paseaba con papá por el jardín” escribieron en una oportunidad las gemelas en un pequeño homenaje que le dedicaron en sus redes sociales. Por ello, el intérprete de "Soy un Truhán, soy un señor"  no dudo ni un segundo en sumarse a la aventura caribeña y ser uno de los propietarios de Punta Cana Yacht Resort junto a de la Renta.

Óscar de la Renta el gran amigo del cantante.

Pero esta no es la única propiedad de grandes dimensiones y con todo los lujos que posee la familia Iglesias. También tiene una mansión en Miami y otra en Marbella. Casas de las que se desconocía su interior hasta que las gemelas comenzaron a presumir sus rincones en las redes sociales.

Las hijas del compositor con Miranda Rijnsburger, son super activas en las redes sociales así que constantemente están compartiendo con sus seguidores lo que hacen, sea tomar sol, correr, relajarse en alguna de las piscinas de sus mansiones o cabalgar al atardecer.

Pese a que la familia Iglesias, especialmente las hijas más pequeñas del madrileño, han disfrutado innumerables momentos en ambas propiedades, las dos fueron puestas a la venta por Julio. Así de encantado está con su rinconcito en Punta Cana en la tierra de su gran amigo, que no le interesa nada más.