Hasta la corte no para

Rocío Carrasco quiere ver presas a sus dos nuevas enemigas y las habría demandado

La ex de Antonio David Flores arrancó el 2021 demandando a dos de las personas que más la perjudicaron, en su opinión, durante todo el 2020.
miércoles, 13 de enero de 2021 · 13:53

Si el súper poder de Superman es volar, posiblemente el de Rocío Carrasco sea demandar a sus enemigos. Y es que la hija de Rocío Jurado, ni se gasta en salir a defender su figura, públicamente, en las tertulias del corazón. Para “Rociito”, lo mejor es dirimir sus conflictos con terceros, por la vía judicial. En algunas oportunidades, puede que esta estrategia le haya servido. Sin embargo, en otras, el revés económico terminó siendo mayor.

En su punto más álgido de su disputa con su expareja, Antonio David Flores, se suma ahora al cuadrilátero, la colaboradora de “Sálvame”, Belén Esteban. La tertuliana no gana para sustos: tan solo fue ayer cuando anunció en vivo, que se tomará unos días de descanso, después de haberse esguinzado la rodilla en una de las escaleras de su hogar. Ahora, y según lo informado por Pepe del Corral en “El programa de Ana Rosa”, la Princesa del pueblo, deberá afrontar la nueva demanda que Carrasco ha impuesto sobre ella. ¿El motivo? Vulneración del honor y la privacidad sumado a revelación de secretos, al haber hablado públicamente de sus deudas económicas con Hacienda.

Belén Esteban recibió un revés inesperado.

El hecho, se remonta a la participación del ex Guardia Civil en “Gran Hermano VIP”. Por aquel entonces, al encontrarse aislado en la famosa casa de Guadalix de la Sierra, una carta dirigida a su nombre tuvo que ser abierta por Olga Moreno, su actual pareja. Con remitente de la Agencia Tributaria de la Comunidad de Madrid, el contenido de la misma hablaba de que, en caso de tener que pagarle alguna cantidad de dinero a Rocío Carrasco, se abstuviera de hacerlo. La razón de este pedido estaba directamente relacionada a una deuda de la hija de la más grande que ascendía a más de un millón de euros y que estaba ligada, a los trámites de sucesiones por el fallecimiento de la Chipionera.

Si bien Olga Moreno puso enseguida en mano de sus abogados, la documentación enviada desde Madrid, la información terminó por filtrarse y llegar a manos de Belén Esteban. Allí fue que la colaboradora de “Sálvame”, contó los datos económicos de Carrasco por los que hoy, está siendo demandada. Sin embargo, el conflicto no culminó allí. La exesposa de Antonio David Flores también interpuso una demanda (la cuarta para ser precisos) a la actual compañera del malagueño. Para ella, la acusación es peor: no solo la demanda por hacer salir a la luz documentación prohibida, también quiere que vaya presa.
En el pasado, ya había existido un intento similar de Rocío en poner tras las rejas a Olga. ¿El resultado? Una demanda desestimada y los gastos del juicio que corrieron por parte de “Rociíto”.

Rocío Carrasco quiere ver presa a Olga Moreno.

El dato curioso de esta situación es que, si bien Carrasco no desea salir a defender su honor frente a cámaras (como muchos suelen hacer) o directamente optar por la ignorancia, la artista prefiere dirimir este tipo de cuestiones en los juzgados. No es que sea un paso errado pero sí uno de los más caros. No solo porque no suelen salir muchas veces como uno lo espera, sino porque también, entre abogados y citaciones, el demandante suele perder más dinero del que a veces, termina recuperando.

Hoy en día, y según los datos que se han filtrado a la prensa (sea a través de Belén Esteban o no), Rocío Carrasco se enfrenta a una situación gorda. Desde hace unos meses, se conoce que la pareja de Fidel Albiac ha contraído una deuda con el fisco que se suma al monto deudor para con la Comunidad de Madrid. Estos impagos han hecho que Hacienda recurriese al embargo de un terreno en Alhaurín de la Torre y de otros bienes que tiene en Chipiona, para garantizarse el cobro de 185.167,09 euros. Es esta cantidad la que se le suma a la deuda mencionada antes, que asciende a 918.448,03 euros. Cómo hará Rocío para afrontar este impago y los gastos judiciales en medio de la crisis económica, es todo un misterio.