Carrera de vallas

Isa Pantoja busca una respuesta ante el gran gesto de su madre con Anabel

En las últimas semanas, dos visitas se han sucedido por primera vez desde que la tonadillera se encerró en Cantora y las diferencias entre ambos encuentros fueron abismales.
martes, 12 de enero de 2021 · 11:21

La genética, tira. O por lo menos, eso parecen demostrar algunas familias a la hora de plantar bandera frente a los conflictos. Desde octubre, Isabel Pantoja se encuentra aislada en su finca Cantora, tan solo acompañada de su hermano Agustín y su madre, Doña Ana. Nadie entra, nadie sale. Sin embargo, hubo dos notorias visitas que prendieron las alarmas de los seguidores de este culebrón.

Cuando todo el asunto por la herencia de Paquirri entre Kiko Rivera y la tonadillera se enredó por completo, Chabelita se mantuvo ajena al escándalo. Mientras “Cantora: una herencia envenenada” salía al aire, la joven se encontraba aislada junto a Asraf Beno, en “La casa fuerte”. Cuando Jorge Javier Vázquez le comentó lo sucedido entre su madre y su hermano, Isa rompió en llanto. Desde ese entonces, determinó que cuando el reality finalizara, iría a ver a la cantante.

Asraf y Chabelita no lograron llegar a la final y la gran pregunta de España fue cuándo iría la pequeña Pantoja, a visitar a la trianera. Fue al medio “Lecturas” que, semanas más tarde, Isa confesó que su madre no le atendía el teléfono aún sabiendo que de ella se trataba. Más determinada que nunca, Chabelita aseguró que si no le atendía el móvil, saltaría la valla de Cantora para ir a verla. Y así sucedió.

La primera visita “oficial” que Pantoja recibió fue la de su hija. Pero nadie imaginó que esta tendría que escalar la reja, cruzar en penumbras casi 1 km a pie y sola, y que quien le abriría la puerta sería Agustín y no su madre. Cabe recordar que Chabelita, no tiene buen vínculo con su tío ni su abuela Ana. La cantante tardó varios minutos en bajar (ya que se encontraba descansando) y enseguida, el reproche fue que Isa y Kiko eran iguales. “Fuera de aquí, dile a tu hermano que ya no tiene familia”, aparentemente espetó la artista.

Es por este episodio que las dudas sobre si realmente la genética tira o no, parecen confirmarse en el Clan Pantoja. Tras seis meses de estar separada de su tía y otros pocos, alejada de Sevilla, Anabel Pantoja ha vuelto recuperada de las Canarias tras su fractura de peroné. Si bien siguió participando de “Sálvame” de forma virtual, su idea es volver al plató de Telecinco cuando Filomena amaine. Sin embargo, en Sevilla está su gente querida a la que sí pudo ir a visitar. Entre ellos, su tía, Isabel Pantoja.

Las puertas de Cantora se le abrieron a la colaboradora cual a Ali Babá diciendo “Ábrete Sésamo” y la visita, a diferencia de Isa, fue durante el día. Ya Anabel había anticipado que por teléfono (que a ella sí le atendió), su tía sonaba muy mal. “Come y respira pero por dentro no está viviendo, no tiene ganas de remontar", aseguró en “Sálvame”. Si bien aún no se sabe qué hablaron tía y sobrina, es probable que la tertuliana espere a comentarlo en vivo. Ser Pantoja parece abrir puertas difíciles de desbloquear y Anabel, hasta ahora, ha sido la única en poder demostrarlo.