Prófugos por el amor

Esta es la razón por la cual Miguel Herrán y Sandra Escacena huyen despavoridos de los flashes

El actor y su novia no querrían exponerse y serían muy puntillosos a la hora de elegir qué mostrar y qué no.
martes, 12 de enero de 2021 · 17:51

Si mencionamos el nombre Miguel Herrán, tal vez no nos suene, pero ahora si decimos "Río", es probable que a todas las personas las remonte a "La Casa de Papel", y como de un día para el otro, el mundo entero utilizaba para cualquier ocasión, tanto las máscaras como los trajes rojos, consagrando a cada uno de sus protagonistas a un éxito arrasador. Si bien el actor ya era conocido, su participación en la ficción hizo de él un héroe, no había ser humano que no quisiera estar algún día en su lugar y hasta las acciones no tan santas de su personaje, fueron vitoreadas y aplaudidas.

Es así, como el malagueño adquirió fama internacional, pero no todo fue felicidad, a veces estar tan expuesto genera situaciones que no todos pueden manejar, ya que hoy en día con los avances de la tecnología, las redes sociales tienen gran relevancia y los comentarios anónimos y malintencionados, a veces pueden causar mucha angustia innecesaria. Algunos lo llaman el precio de la fama, pero en realidad deberían condenarse, porque puede traer consecuencias devastadoras.

Más aún, si nos adentramos en el pasado del joven de 24 años, quien ha tenido que sortear muchas dificultades. Cuando era tan solo un adolescente, se obsesionó con su físico provocando un trastorno que lo hizo estar preso de su figura, la vigorexia trata de eso y aún hoy le da pelea, ya que sabe que su mirada es la culpable de ver cosas que no son, por lo tanto, es un trabajo arduo y constante, porque en cualquier momento puede volverlo a acechar.

Además, ha confesado que antes de su gloriosos trabajos, no tenía ninguna proyección a futuro que lo motivara, hasta que un día, sus ojos tristes le llamaron la atención al productor Daniel Guzmán, que pudo ver más allá de eso y lo convocó para una película por la cual luego ganaría un premio Goya, como mejor actor revelación y su vida cambiaría para siempre. "Has conseguido que un chaval sin ilusiones, sin ganas de estudiar y sin nada que le gusta descubra un mundo nuevo, quiera estudiar, quiera trabajar y se agarre a esta vida nueva como si no hubiera otra. Me has dado una vida, Daniel”.

Por todas estas cuestiones, el televisivo que está en pareja desde hace un año con Sandra Escacena, trata de mantener su vida privada al margen de las luces y de hecho confesó el romance, porque los reporteros los encontraron juntos por Madrid, sino quién sabe si lo hubiese hecho o tal vez sí, pero a su tiempo, que claramente es distinto al de la prensa.

Alguna de las pocas veces que Miguel Herrán y Sandra Escacena se mostraron juntos en imágenes.

En una entrevista reciente, Herrán confesaba que, aunque los haters no eran lo que resaltaba en su vida, si los había y muchas veces, apuntaban directamente a su compañera de ruta, algo que consideraba injusto y poco grato. Es por todo esto, que trata de proteger a lo que quiere y evita compartir más de la cuenta, ahorrándose que hablen de algo que es pura y exclusivamente privado.

Además, Miguel y Sandra utilizan sus redes sociales para promocionar su trabajo y ambos están enfocados en crecer y creen que su amor está bien a puertas cerradas y no exponiéndolo para que otros lo miren. Quieren que Instagram sea una vidriera de lo que disfrutan hacer y no la comidilla de las personas que viven de criticar a los demás. Una decisión muy valiente y acertada, para estos tiempos.

Otras Noticias