Equipo en el desierto

El lado más personal de un padre y una hija españoles que corren juntos el Dakar 2021

Los integrantes del equipo se atrevieron a contar los peores momentos vividos durante la competencia.
martes, 12 de enero de 2021 · 12:32

Pocas cosas existen tan emocionantes como la aventura de correr el Rally Dakar. Esta legendaria carrera en cuatro ruedas, que data de 1978, ha atravesado diversos cambios (entre ellos, de continente también), culminando este año en Asia. ¿El lugar? Por segundo año consecutivo, la carrera más exigente del mundo se lleva a cabo en Arabia Saudita y, al igual que el Rally Dakar del 2019 en Perú, los límites geográficos del recorrido se mantendrán allí.

Varios españoles son los que actualmente se encuentran en competición en el continente asiático, pero hay un equipo que ha llamado la atención por sobre el resto: el del piloto veterano, Manuel Plaza, y el de su hija, Mónica. Ya lo habían hecho en la edición sudamericana del año pasado pero, esta vez, ambos han tenido que atravesar difíciles situaciones que han puesto a prueba más que nunca, su tolerancia en el ruedo automovilístico.  

“Cuando entonces manejé en mi primer Dakar, mi hija tenía tres meses y medio, y desde siempre pensé que me haría ilusión algún día competir con ella”, aseguró el hoy corredor “Legend”. Su historia no es un dato menor: Manuel hacía casi 25 años que no tenía presencia en la carrera, reenganchándose este año (a la edad de 60), con su joven hija Mónica. “Si hay una buena compenetración lo que hace es fortalecer mucho más los lazos de unión entre copiloto y piloto”, sostuvo al medio “El Confidencial”.

Esto es algo de lo que pudimos dar fe en los últimos días. La pareja de pilotos se vio en situaciones gordas durante la histórica competencia automovilística: una de ellas, fue el atascamiento en las dunas que les terminó por arruinar el palier. Para superar esto, recibieron la ayuda de otro de los coches. Una vez solucionado el caso, como buenos competidores, Mónica y Manuel les ofrecieron salir juntos del terreno, prometiéndoles que nos los perderían de vista. Y así fue. Otro de los pormenores fue la salud de la joven copiloto: unos fuertes dolores de estómago, la descompusieron y ocasionaron se cayera en los brazos de su padre.

Estas desavenencias, poco tuvieron que ver con uno de los episodios más traumáticos que les tocó vivir como competidores en esta última edición. De repente, por una zona rápida, un motero salió sin ser visto y fue impactado por los Plaza. Al principio, pensaron que lo peor había sucedido. Sin embargo, solo quedó dañado el tren delantero de la motocicleta, dejando ileso al participante, quien fue retirado del Dakar con un helicóptero.  “Este es un deporte de riesgo, que entraña un peligro del que a veces no somos conscientes”, contó el veterano a “El Confidencial”.

El hecho de que un corredor de experiencia como Manuel Plaza, se encuentre corriendo a los 60 años, nos pudo dar una pauta de los cambios y mejoras que han habido a lo largo de las décadas, dentro de la competencia. Según el veterano, hoy en día recae más responsabilidad en el piloto en conocer el terreno que le toca correr. Sin embargo, el hecho de que hoy existan sistemas de navegación y rastreo, permite que se sepa en todo momento, dónde se encuentra cada competidor (algo que no ocurría antes de la implementación de la nueva tecnología, tal como le sucedió al hijo de Margaret Thatcher en 1982).