Explicación científica

Conoce los tres motivos por los cuales las series turcas vuelven loca a toda España

Fenómenos como “Mujer” y “Mi hija” han revolucionado la pantalla española de tal forma, que han llegado a superar récord de audiencias frente a las producciones locales.
martes, 12 de enero de 2021 · 13:47

No es un fenómeno mundial solamente: las series turcas han llegado a España para quedarse. Los números arrojados por estas telenovelas, tienen poco que envidiarle a los recogidos por las plataformas vía streaming del estilo de HBO, Netflix y Amazon Prime. Gracias a estas megaproducciones, los españoles hemos vuelto a una tradición que casi se considera vintage: sentarse a ver televisión.

El ejemplo más notorio de lo que las series turcas generan en nuestro país, lo reflejan de manera perfecta los fenómenos “Mujer” y “Mi hija”. Ambos dramas (traídos a España por Antena 3) han tocado puntos de rating y audiencia inauditos: la noche del 4 de enero, “Mujer” alcanzó los 2.467.000 espectadores. “Mi hija”, con tan solo su segunda entrega, llegó a los 3.227.000 televidentes.

Bahar Çeşmeli, madre de Nisan y Doruk.

¿Qué tipo de historias se esconden detrás estas telenovelas que tanto furor han causado? "Mujer" cuenta la historia de una viuda que pierde a su marido (un hombre 100% ideal) y debe enfrentar la vida con sus dos hijos pequeños. Por el otro lado, “Mi hija” cuenta un drama un tanto más rebuscado: una niña de 8 años es abandonada por su madre y debe salir en búsqueda de su padre. Este, en prisión, se hará cargo de ella solo para saldar su condena. Sin embargo, la pequeña sufre de una rara enfermedad que la hace olvidar diariamente cosas importantes y esto, enternecerá el corazón del delincuente. 

Teniendo en cuenta este tipo de tramas, el medio “El Español” quiso consultar a un profesional para entender qué se esconde detrás de estos fenómenos culturales. Fue el psicólogo y psicopedagogo, Jorge López, quien nos acercó a alguna de las respuestas. Según él, pueden llegar a existir tres variables que han hecho posible la popularidad de estas series turcas. La primera, es que sus protagonistas, siguen el estereotipo de belleza heteronormativa plasmada en Europa. Sus personajes son “similares” a lo que los televidentes suelen ver en producciones españolas o continentales.

Beren Gökyildiz, la entrañable Melek de la serie "Madre".

La segunda de las variables, según López, es el turismo visual. Mostrar imágenes en exteriores de ciudades como Estambul, vuelven a la telenovela un contenido interesante. Ejemplo de esto, fueron los viajes a Turquía que proliferaron en las agencias de turismo, cuando las series arribaron a nuestro país (hace aproximadamente 3 años). Por último, el psicólogo cree que una tercera cuestión, está arraigada a las historias. Si bien las temáticas son conversadoras, las luchas por amor y los desencuentros, terminan siendo temáticas con las cuales los televidentes, tienden a empatizar.

Actualmente, la cadena española encargada de dirigir la batuta en cuestión de importación de contenido turco, viene siendo Antena 3. Parte del motivo por el cual trajo la serie “Mi hija”, fue porque su pequeña protagonista, Beren Gökyıldız, fue la misma que la de la serie “Madre”, furor en Turquía entre 2018 y 2019. Paradójicamente, la fama de las series turcas no es un fenómeno solo español. La misma popularidad ha alcanzado en el sur del mundo, en países como Argentina, Uruguay y Chile.