Imperdible posteo

Paz Padilla se derrumba al pensar un 2021 sin Antonio Juan Vidal: "Tú no estás"

La madre de Anna Ferrer conmueve a sus fans en Instagram.
viernes, 1 de enero de 2021 · 09:37

Como es de público conocimiento, el 2020 ha sido un año muy triste y nefasto para Paz Padilla, puesto que le tocó despedir en febrero a su madre Lola y, en julio, al gran amor de su vida: su marido Antonio Juan Vidal.

De momento, la humorista y actriz compartió a través de su cuenta personal de Instagram un conmovedor posteo de fin de año en honor al abogado fallecido, expresando que sus días no serán iguales para ella porque "tenía una vida completa" a su lado.

La comunicadora de 51 años abatida de dolor tras despedir a su esposo a causa de un cáncer.

Lo cierto es que el destino le jugó una mala pasada a la presentadora de televisión y, por esta razón, manifestó en la aplicación de la camarita un listado de cosas que hubiera hecho de tan solo "haberlo sabido antes".

Nunca hubiera soltado tu mano. No hubiera dejado de abrazarte para sentir tu piel. No hubiera dejado de besar esos labios de algodón de feria que tanto echo de menos.

Tras estas palabras con tan bonita imagen, la empresaria nacida en Cádiz se derrumba al pensar un 2021 sin la presencia de su alma gemela, Antonio Juan Vidal, quien al partir de este mundo ha marcado un antes y un después en la vida de su esposa.

Sé que el 2021 no será mejor, porque tú ya no estás. El 2020 me dio la oportunidad,  de besarte, de sentir tu piel ; hablar sin decir ni una palabra porque sabíamos lo que nos decíamos.

El 8 de octubre de 2016, la madre de Anna Ferrer contrajo matrimonio con el letrado.

De esta manera, la conductora de "Sálvame" reconoció que quizá con el correr de los años todo habrá merecido la pena. "Cada mañana encuentro consuelo en pensar que nos pudimos despedir y que nos volveremos a encontrar", sostuvo.

Finalmente, Paz Padilla se sinceró en la red de los corazones y ante sus más de 2 millones de followers reveló el deseo que tiene para este 2021: poder ser feliz como le prometió a su gran amor.