En memoria

Alessandro Lequio: su gesto más conmovedor

El colaborador quiso hacer algo antes de irse de vacaciones.
miércoles, 12 de agosto de 2020 · 01:00

Alessandro Lequio y Ana Obregón están pasando el verano más duro de sus vidas tras la pérdida de su único hijo en común, Álex Lequio, por un extraño tipo de cáncer que padecía hace años.

El exmarido de Antonia Dell’Atte ha tratado de mantener la serenidad y se reincorporó rápidamente al trabajo tras la terrible  pérdida, pero ha quedado claro que también lo está pasando muy mal.

Recientemente, el italiano compartía esta bonita imagen en sus redes.

Ana Obregón está pasando unos días en su casa de Mallorca junto a su familia más cercana, tratando de sobrellevar el dolor, aunque como confesó Terelu Campos a veces se torna casi imposible:

"Estar con sus padres en estos momentos le da fuerza para respirar. Sus hermanas y amigos tienen que cogerla cada mañana… Hay días que no puede levantarse".

Por su parte, el italiano acaba de comenzar sus vacaciones, junto a su esposa, María Palacios, y la hija que tienen en común. Pero, antes que eso, ha tenido un emocionante gesto que muestra el dolor que alberga.

Alessandro Lequio se acercó al cementerio donde está enterrado su hijo.

El colaborador de “El programa de Ana Rosa” se dirigió al campo santo donde descansa su hijo, junto con una amiga muy cercana, para dejar un ramo de flores antes de partir de vacaciones de verano.

Las imágenes recogidas muestran al padre de Álex Lequio afligido frente a la tumba de su hijo, donde deambuló de manera inquieta por unos minutos, para finalmente coger su teléfono y mantener una conversación durante unos pocos minutos.

En los últimos años, Ana y Alessandro volvieron a estar muy unidos por la dura situación.

Alessandro Lequio abrió su corazón en vivo tras la emisión del capítulo del programa Hormigas Blancas, donde repasaron la vida de Ana Obregón, confesando que le había movido una fibra sensible.

“Yo estuve muy enamorado de Ana. El reportaje me despertó tantos recuerdos y emociones que no tengo capacidad para valorarlo, tampoco tengo ganas y nunca las tendré”.

Si bien ambos estuvieron mucho tiempo distanciados tras la separación, en los últimos tiempos volvieron a encontrarse para afrontar la enfermedad de su hijo y darse apoyo mutuo en esos momentos tan duros e imposibles de olvidar.