Regalo especial

Carla Barber: cuando el amor sí tiene precio

La pareja vive una relación llena de lujos y gastos millonarios.
martes, 11 de agosto de 2020 · 02:15

Carla Barber y Diego Matamoros llevan aproximadamente dos meses juntos, pero desde entonces no han parado de celebrar su noviazgo por todo lo alto.

La modelo y el hijo de Kiko Matamoros han tirado la casa por la ventana en este breve tiempo, con lujosas cenas, viajes y regalos costosos.

La pareja se muestra bien acaramelada en sus fotos de redes sociales.

En este breve tiempo, la pareja ya ha hecho su primer viaje juntos y se encuentran planeando otro a Bali, la paradisíaca isla en Indonesia. Aunque, también han realizado pequeñas escapadas románticas como la de ahora.

La médica estética fue sorprendida por su novio con unos días de lujo al complejo exclusivo “Hotel la Caminera Club de Campo”, que cuenta con piscina y restaurante con estrellas michelín, entre otros detallitos que hacen la vida más placentera.

El joven compartió la sorpresa a Carla Barber en su canal de mtmad.

El impresionante lugar cuesta la friolera de 175 euros la noche para dos personas, aunque la pareja decidió únicamente pasar el día allí, donde pudieron disfrutar de todas las comodidades y relajarse.

Aunque, claramente no fue por escatimar en gastos. Ya que, en lugar de llegar al hotel en coche, la ex miss España y su pareja tomaron un avión privado por nada más y nada menos que un millón de euros.

“La verdad es que todo fue desde el principio estupendo. Salimos a las 9 de la mañana, el vuelo fueron menos de 40 minutos, súper cómodo, llegamos al hotel y estuvimos pasando el día”.

La pareja se realizó recientemente este tatuaje en conjunto, hecho que fue tan aplaudido como criticado en redes.

Recientemente, la pareja mostró el tatuaje que se habían hecho juntos. Se trata de un corazón azul, como el emoticono que suelen dedicarse el uno al otro en redes sociales.

Las críticas no tardaron en llegar y algunos usuarios afirmaban que, durante los primeros meses de relación, uno no se debería casar ,ni tatuar, ni comprometer. A lo que Carla Barber cansada respondía:

“Soy muy feliz. Estoy muy contenta. Diego es una persona estupenda, maravillosa, generosa, amable, caballerosa, inteligente, divertida, me cuida muchísimo, se preocupa por mí… A todos los que dicen que vamos muy rápido, yo creo que en el amor el tiempo no existe”.

Otras Noticias