La incondicional

"Solo ella": el nuevo amor de Mila Ximénez que le devuelve la sonrisa en sus días más grises

La colaboradora de televisión intenta borrar la ausencia de sus seres queridos.
miércoles, 9 de diciembre de 2020 · 14:18

Como es de público conocimiento, ni bien comenzó el verano Mila Ximénez sorprendió a sus compañeros de plató y a toda la audiencia en lo que a salud se refiere: padece de un cáncer de pulmón.

Si bien desde el minuto uno la colaboradora de "Sálvame" ha contado con el apoyo de su familia, amigos y colegas, recientemente admitió en su columna para "Lecturas" que muchas veces se ha sentido sola.

La postal de la famosa cuando regresó al programa español.

He tenido una semana sin ganas de seguir luchando, porque la lucha significaba un esfuerzo sin tregua para normalizar el día a día en la anormalidad.

Tras estas primeras palabras, la tertuliana de 68 años explicó a sus lectores que no podía evitar la soledad al llegar a casa cuando sus seres queridos no se encontraban con ella "full-time".

Mila Ximénez se apoya en su nuevo amor y la considera incondicional.

A raíz de esto, la madre de Alba Santana Ximénez de Cisneros ha tomado una drástica pero efectiva decisión: buscar la compañía de un nuevo amor. ¡Lo ha conseguido! Ella misma aseguró que la llegada de este ser a su vida le devolvió la ilusión.

Se llama Ova y es mi nueva mascota. Solo ella puede borrarme la ausencia de mis nietos, a los que echo desesperadamente de menos en estas fechas en las que ya habríamos puesto el árbol de Navidad.

La reciente publicación de la comunicadora en Instagram presentando a Ova.

De esta manera, "La Faraona" manifestó al medio citado que su pequeña amiga es incondicional y primordial a la hora de afrontar sus días no tan buenos, pues señala que sus ánimos varían mucho en esta época.

Finalmente, destacamos que Mila Ximénez no puede reunirse con todas las personas que quiere debido a que es un paciente de riesgo y podría sufrir complicaciones si llegara a contagiarse de coronavirus, por ello, acata con todo el dolor del mundo las normas sanitarias a rajatabla.