Indignación total

Kiko Hernández no cree ni un poco las disculpas de la hija de Guti: "Payasos, irresponsables y asquerosos"

El colaborador arremetió contra Zayra en directo.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 05:45

Kiko Hernández ha desatado todo su enojo con la hija del exfutbolista José María Gutiérrez Hernández, tras haberse hecho públicas unas imágenes de una fiesta clandestina en su casa, con motivo de su cumpleaños número 20.

Más de la cantidad de personas permitidas, sin usar mascarilla y menos que menos, distancia social. Tras ver ese vídeo, el tertuliano no aguantó su rabia frente a la irresponsabilidad de los jóvenes y no dudó en compartir su opinión.

La foto que subió Zayra Gutiérrez a su cuenta oficial de Instagram el día de su cumpleaños.

Estamos a un paso ya de las vacunas, llegan el domingo. ¿Y tú crees que es normal que se mueran días antes de la Nochebuena? De verdad, me sale de todo, pero sobre todo que sois unos payasos, irresponsables y asquerosos.

Con esas fuertes palabras, el madrileño apuntó contra Zayra Gutiérrez Benito, tras indignarse no solo por el vídeo, sino que también por sus insensatas palabras: “Bueno pido perdón y ya está. Somos humanos”. Algo que siguió acalorando a Kiko.

Todo el equipo de "Sálvame" apoyando la postura de Kiko Hernández.

No. No pides perdón y ya está, porque dentro de 15 días, a lo mejor, un abuelito o una abuelita, o un padre de los que estaban ahí, fallecerá. Se irá al hospital, no podrá respirar y fallecerá. Pídele perdón, a ver si te perdona. 

Una tajante declaración del presentador, muy enfadado por la situación. Ante esto, todos los presentes apoyaron a Hernández, pero sobre todo Paz Padilla y Mila Ximénez, que dijeron que a esos jóvenes “deberían confinarlos a todos”.

La foto que subió Kiko Hernández abrazando a José Ortega Cano, que causó furor en Instagram.

Recientemente, el exconcursante del reality “Gran Hermano” causó furor en las redes tras publicar una foto en su cuenta oficial de Instagram con un viejo enemigo: José Ortega Cano. Un hecho que nos ha dejado a todos boquiabiertos.

Al parecer, el colaborador de Telecinco habría enterrado las diferencias con el diestro, que han llegado a serias instancias legales. Tras encontrárselo de casualidad en la calle, no dudó en tomarse una foto con él sellando, de una vez por todas, la paz.