"Un examen atípico"

Esta fue la asignatura pendiente de Julio Iglesias que le evitó ser abogado durante 33 años

El reconocido cantante se recibió a los 57 años de licenciado en leyes.
sábado, 19 de diciembre de 2020 · 14:15

Como es de público conocimiento, Julio Iglesias es el artista que más discos ha vendido en más idiomas en el mundo y ha conseguido robarse el corazón de muchas generaciones a lo largo de su intachable carrera musical.

Según diversos portales digitales, el esposo de Miranda Rynsburger ha sido reconocido desde años atrás como el cantante europeo con más éxito comercial a nivel internacional y lo sigue siendo hasta el día de hoy.

El artista internacional es de las figuras más buscada en las redes sociales.

Ahora bien, el intérprete de "Un canto a Galicia" no solo se destacó como músico a lo largo de su vida y, a decir verdad, no hubiera incursionado en ésto último de no haber sufrido un terrible accidente de auto en 1962.

En aquella época, Julio José Iglesias de la Cueva estudiaba abogacía y era portero del equipo juvenil B del Real Madrid. Tal y como lo estás leyendo, el deporte y los libros de leyes eran su pasión.

Julio Iglesias y una asignatura pendiente que concretó 33 años después.

Sin embargo, al salir del hospital, el padre de Enrique Iglesias no solo se alejó del fútbol al no poder caminar bien por un lapso de tres años, sino también de la licenciatura en Derecho cuando le quedaba una sola materia para recibirse de abogado: Derecho internacional privado. ¡OMG!

Un examen atípico, desde luego. Examinarse a los 57 años de una asignatura practicada a lo largo de más de 33 no puede ser sino un examen atípico. Pero un examen de verdad.

El músico se recibió finalmente de licenciado en leyes hace 19 años atrás.

De esta manera, en exclusiva para "El Mundo", Julio Iglesias contó sobre el único parcial que le tomaron en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, en julio de 2001, para poder recibirse 30 décadas después de haber comenzado su profesión desconocida.

Después de todo, yo he ejercido el Derecho Internacional Privado durante los últimos 35 años; he sido yo quien ha escrito casi todos mis contratos. Pero es un título más honorífico que otra cosa. Lógicamente, no voy a ejercer de abogado a estas alturas.