Hace más de 50 años

El temible accidente de Julio Iglesias que cambió el rumbo de su vida por siempre

El cantante nunca volvió a ser el mismo.
miércoles, 16 de diciembre de 2020 · 05:15

Julio Iglesias es el artista hispano que más discos ha vendido en la historia, es decir, que ha sido indudablemente una estrella en el mundo de la música. Sin embargo, el cantante carga con un dolor desde muy joven que ha interferido en su carrera.

El artista en el año 1962 sufrió un accidente automovilístico que le causó una muy grave lesión en la columna vertebral, de la cual, a pesar de sus muchos intentos, nunca ha podido recuperarse del todo.

Julio Iglesias en sus comienzos como cantante.

El ex marido de Isabel Preysler antes de dedicarse a la música, había apostado a una carrera deportiva como futbolista del Real Madrid. Sin embargo, a raíz del accidente tuvo que botar ese futuro dado que su dolencia se lo impedía.

Y ahí, en ese preciso momento cuando todo parecía perdido, un enfermero que lo atendía por su columna, lo animó regalándole su primera guitarra como método de rehabilitación. Un gesto que forjaría el destino del cantante.

Julio Iglesias en el Real Madrid.

Pero lo cierto es que Julio Iglesias nunca pudo librarse de esa terrible dolencia, que lo ha obligado a cancelar varios conciertos, como la vez que frenó su gira “World Tour” por sufrir una inflamación en el nervio ciático.

A pesar de esta terrible consecuencia de aquel fatídico accidente, el padre de Enrique Iglesias está constantemente controlado por los médicos que aseguran que posee un cuadrado “bastante estable”.

Julio Iglesias disfrutando de los baños de mar en República Dominicana.

Recientemente, el marido de Miranda Rijnsburger fue noticia en los medios por haber sido fotografiado por los paparazzis disfrutando de unos baños de mar, en la exclusiva zona de “Corales”, en Punta Cana.

Alejado de su familia que reside en Miami, el artista de 77 años que confesó tenerle mucho miedo al coronavirus, se aisló en las playas caribeñas, donde se lo pudo ver muy relajado. ¡Vaya refugio!

Otras Noticias