Tenis

La razón por la que Garbiñe Muguruza es la sensación antes del Australian Open

La número 15 del mundo se clasificó a la final del WTA 500 Yarra Valley Classic con una actuación contundente.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 17:20

Una versión de Garbiñe Muguruza que recuerda a la de 2016 y 2017 ha llegado a Australia. Consiguió el boleto a la final del WTA 500 Yarra Valley Classic gracias a no dejarle opciones a Marketa Vondrousova en un contundente 6-1 y 6-0 que le costó menos de una hora. A pocos días de comenzar el Australian Open, su rendimiento puede generar esperanzas y el partido decisivo de esta noche será una prueba de carácter.

El último recuerdo del primer Grand Slam es positivo para la tenista. Durante el 2020 llegó a la final y este año el objetivo estará en finalizar el torneo en primer lugar. Luego de la clara victoria, destacó su nivel: “Fue un partido muy bueno, quizás el mejor de los que he jugado aquí”. Aún no perdió sets en lo que va del torneo y solo perdió 10 games en los cuatro partidos que disputó.

He tenido poquísimos partidos en los que yo me haya sentido tan bien en toda mi carrera.

La rival que la espera llega como la favorita. Ashleigh Barty es la número uno del ranking WTA y no tuvo que jugar el partido de semifinales ya que Serena Williams decidió retirarse del torneo para descansar previo al Grand Slam. Garbiñe Muguruza podrá sumar su primer título desde abril de 2019, donde la nacida en Venezuela conquistó el WTA 250 de Monterrey.

Garbiñe Muguruza ha tenido una gran semana en el Yarra Vally Classic.

Su rendimiento vuelve inevitable que sea catalogada como una de las candidatas para el Australian Open. Garbiñe Muguruza no quiso sumarse a los pronósticos, aún más cuando falta la final de un certamen de importancia. Frente a los micrófonos, explicó: “Me están saliendo las cosas y estoy intentando ganar confianza para empezar”. Incluso mencionó que no suele participar de los torneos previos a los Grand Slam por cuestiones físicas, pero que la situación merecía una excepción.

Cabe destacar que desde la llegada de la pandemia de coronavirus, la diestra jugó tres torneos. La falta de ritmo de tenis no se ha notado en la semana australiana pero es un aspecto a tener en cuenta. La ventaja que presenta el actual escenario es que todos tuvieron que hacer una cuarentena de dos semanas y en algunos casos no se les permitió salir a entrenar. La número quince del mundo se siente dichosa: “Yo he sido una afortunada de haberme librado de esa difícil cuarentena”.

Al final 15 días de parón son muchos antes de un Grand Slam, no tanto para el nivel de tenis, sino por las posibles lesiones que puede acarrear. 

En las últimas horas se conoció que Garbiñe Muguruza comenzará su camino en el Australian Open frente a Margarita Gasparian. A su vez se conoció que debutará el día martes, lo que significa un día más de descanso luego de la final disputada en pocas horas. Si se respetan los rankings durante el desarrollo del torneo, se podría enfrentar a Angelique Kerber en tercera ronda y Naomi Osaka en octavos de final.