Polémica

Vox cuestiona al independentismo por utilizar el sistema “imperiali” para excluir a su senador

El veto a la formación se extiende en la conformación de comisiones y reuniones de Pere Aragonés.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 18:45

Las elecciones de Cataluña realizadas a mediados de febrero modificaron el mapa electoral del independentismo por un motivo: la llegada de Vox al Parlamento regional. Si bien no pudieron evitar que 11 diputados asumieran, lograron frenar la designación de un senador por utilizar una fórmula controversial de reparto de votos: el partido de derecha lo denunció oficialmente hoy ante el Tribunal Constitucional.

Ignacio Garriga calificó de amplio “atropello democrático” del separatismo haber utilizado el sistema imperiali, en lugar del más popularmente empleado D'Hondt. Reprochan la desigualdad en el acceso a las funciones públicas que legítimamente eligieron los catalanes. Los problemas para el partido de Santiago Abascal también se extienden a sus funciones en el cuerpo de legisladores, debido a que tampoco podrán participar en las comisiones ni reuniones con el presidente recientemente investido.

Vox no permanecerá en silencio ante el atropello y cordón antidemocrático

La llegada de la formación de extrema derecha al Parlamento fue una verdadera sorpresa para el resto de las agrupaciones. Obtuvieron el cuarto lugar detrás de Junts, tras una campaña llena de polémicas en las calles de Cataluña. Por este éxito, tanto el PSC, ERC, la formación posconvergente mencionada, la CUP y Podemos firmaron un “cordón sanitario” en su contra para frenar algunas de sus competencias. Entre ellas, la designación de un senador (que tuvo solo la oposición de Illa) hoy denunciado como un “atentado a su representación”, y también la participación en alguna de las 16 comisiones que se reparten entre los partidos citados y el PP.

Investido Pere Aragonés, la legislatura inicia con la mayoría de las comisiones bajo la presidencia de los republicanos (cuatro), el partido de Laura Borrás (cinco) y el socialismo (tres). Como precisa “El Periódico”, los únicos partidos que se quedaron sin representación son Vox y Ciudadanos, siendo que el PP ocupará un lugar en la referida a “Peticiones”. Garriga está en su derecho a reclamar que tres partidos que obtuvieron menos votos que su lista, tengan más acceso a las labores de la legislatura. Por ello, pone bajo la mira el sistema de asignación “imperiali” que fue inéditamente utilizado para perjudicarlo. Además de ser arbitrario por la costumbre con el “D’Hondt”, está en clara decadencia, según “ABC”.

La formación recurrirá a la Mesa del Parlamento para insistir en sus lugares en las comisiones y luego hacia el Tribunal Constitucional.

Este sistema se aplicó en Italia en 1956 y en Ecuador en 2004. No hemos encontrado en ningún otro país que se esté aplicando este sistema.

Si se utilizaba el otro sistema, que resulta el más común en los sistemas democráticos occidentales, al partido de derecha le correspondía un senador. Este reclamo por la vía de amparo fue presentado hoy en las puertas del Tribunal Constitucional, pues el bloqueo a la participación resulta injustificado tras recibir 218.121 votos. El veto volverá a demostrarse este lunes, sin la cita de Aragonés para conversar con Garriga como primera reunión al asumir sus funciones. El orden lo marcará su afinidad con los grupos parlamentarios, según el portal “20 minutos”: primero los dos independentistas, luego los de izquierda, y solo después la derecha. Para Vox, todos consienten este cordón sanitario, y por ello hoy denunció que seguirá “plantando cara” ante estas actitudes.