Congreso

Laya confía en el “diálogo” con Marruecos, pero defiende la postura sobre el Sahara Occidental

La situación en Ceuta sigue sin resolverse por el aumento de casos de coronavirus importados.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 19:53

El comienzo de semana no ha sido bueno para la relación entre el Gobierno español y Marruecos. El país africano cerró una frontera que podía servir para la devolución de ciudadanos, cuestión que aleja la resolución del conflicto. En medio de la fuerte resolución que prepara el Parlamento Europeo, las formaciones se mantuvieron expectantes por un pronunciamiento de la ministra Laya en el Congreso, que se alejó de las aclaraciones esperadas. 

La titular de Asuntos Exteriores defendió que históricamente las naciones en conflicto por Ceuta haya “trabajado conjuntamente”. Evitó responder a las dudas del PP en torno al posicionamiento exterior de La Moncloa, principalmente, en el reconocimiento al Sahara Occidental. Distinto es el caso de los eurodiputados hoy reunidos en Estrasburgo, que ya afinan una proposición que denunciará el uso político de los menores marroquíes por parte de Rabat: Ciudadanos sería la formación que la impulsa.

No pedimos que resuelva la crisis, ya que no puede hacerlo; le urgimos que deje de hacer el ridículo, creyendo que nos engaña siendo que la que no se entera es usted.

Estas fuertes críticas provinieron de la sede de Génova, que todavía espera una actitud más reivindicativa de los derechos internacionales del Gobierno. Como precisa “ABC”, la respuesta de Laya fue que “el diálogo en el futuro” es la vía de resolución de lo que actualmente está ocurriendo en Ceuta. Pero cada día hay un nuevo alejamiento diplomático y las autoridades tratan de ocultar los mensajes que llegan desde el exterior. También la situación social de la ciudad autónoma, que tendría el triple de la tasa de incidencia (48 casos por 100.000 habitantes) por los casos importados.

Algunos expertos señalaron a “Libertad Digital” que la estadística que hace días brinda el Ministerio de Sanidad permanece estática. No se estarían contemplando los más de 90 contagios de marroquíes que llegaron a Ceuta, y la situación se agrava si se contempla que muchos migrantes se negaron a realizarse pruebas de coronavirus. En el Gobierno de la ciudad autónoma, hoy trataron de enviar un mensaje de calma, al asegurar que ya se resolvió el retorno de más de 10.000 ciudadanos del país africano, aunque “Europa Press” remarque que en Marruecos existan dudas sobre las condiciones de repatriación.

El total de personas que arribaron al territorio español llegaría hasta la cifra de 14.000 personas, y el Gobierno ceutí asegura que más de 2.300 volvieron por voluntad propia. Casi 8.000 fueron expulsadas por las autoridades de seguridad fronteriza, y restan poco más de 2.000 de las que no se tiene información. En este número, los niños son la estadística más problemática para el Ejecutivo de Sánchez y la Unión Europea. No garantizar su retorno es un “instrumento de presión política” que la mayoría de los eurodiputados mañana denunciarán en una histórica resolución, según “El País”. También desmarcarán el conflicto saharuí del diplomático, como lo hizo precisamente Laya en la Cámara Baja. La posición favorable al Sahara Occidental “es constante” para la funcionaria del PSOE, y en efecto, no considera oportuna discutirla ahora. “ABC” añade que la define como un paso irrenunciable hacia la “multilateralidad”. A continuación, "Europa Press" muestra sus declaraciones.

La posición de España con respecto al Sahara es una política de Estado, por eso es constante, no la ha cambiado este Gobierno y francamente no la va a cambiar.

Otras Noticias