Corrupción

La sentencia de la Audiencia Nacional acreditará la caja b del PP

El tribunal considerará también que ha sido probado que la reforma de Génova fue abonada en negro.
lunes, 7 de junio de 2021 · 13:58

Mientras Pablo Casado y toda la dirección del PP se concentran en desviar la atención sobre las causas judiciales en su contra por corrupción, la Audiencia Nacional ya tiene lista la sentencia sobre la caja b de los populares.

Según fuentes jurídicas citadas por la Cadena Ser, el tribunal de la sección segunda presidido por el magistrado José Antonio Mor, ha terminado de hacer sus deliberaciones después de 30 sesiones y hará pública la sentencia, previsiblemente, a finales de julio.

La sentencia será publicada a finales de julio.

El fallo acreditará la existencia de la caja b en el PP, sin dedicar mucho desarrollo argumentativo ya que considera que la "realidad" de la contabilidad paralela es un "hecho incontrovertible" sobre el que "no hay discusión" desde su confirmación por el Tribunal Supremo en la sentencia sobre la primera época de la Gürtel.

Así mismo los magistrados consideran probado que la reforma de la sede de Génova, realizada entre 2005 y 2010, fue pagada en negro,  y para ello se basan en la "ingente" prueba practicada y en los informes periciales que fueron presentados. 

Así, desestiman y no consideran creíbles los testimonios de los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy, de los ex secretarios generales del partido María Dolores de Cospedal, Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos entre otros altos cargos del PP, quienes durante su comparecencia en el juicio negaron la existencia de la caja b y el dinero con el que se financiaron las obra de su sede principal. Vídeo de La Vanguardia

Lo que aún falta por determinar por parte del tribunal son los posibles delitos fiscales cometidos por haber pagado con dinero negro la reforma de Génova, tanto de la empresa Unifica, que fue la que realizó las obras, como la responsabilidad civil del Partido Popular, y si los populares defraudaron a Hacienda al no haber declarado los ingresos en b en el Impuesto de Sociedades de 2008 por 1.200.000 euros.