Preocupación

La Policía de Ceuta refuerza sus efectivos ante el escape de 14 niños contagiados de la COVID

Las ONG insisten en las graves condiciones de alojamiento y deportación de los menores.
jueves, 3 de junio de 2021 · 19:34

Los menores marroquíes que ingresaron en Ceuta hace semanas permanecen en centros de alojamiento, en condiciones humanitariamente precarias. Pero lo más dramático de este presente es que el coronavirus se expandió entre ellos, lo cual empeora su cuadro y lleva a que algunas ONG intervengan para ayudarlos.

La Policía Local ha revelado que 14 niños migrantes se escaparon de la nave del Tarajal teniendo coronavirus, tal como las 72 personas que hasta el último martes se hallaban en este lugar. Las alarmas se encendieron en la ciudad autónoma porque están asintomáticos y pueden contagiar a más personas. Justamente, en este jornada el ministro Marlaska se comprometió a reinstalarlos en familias de la península, pero los servicios sociales y organizaciones como Aldeas Infantiles no pueden afrontar la labor primaria de cuidado.

Los intentos de escaparse son continuos, de ahí que haya una vigilancia de forma continua y doble, privada y de Policía

La nave de la polémica tendría capacidad para 500 personas.

Cortado este eslabón de la cadena, los menores circulaban por las calles de Ceuta hasta que fueron interceptados por los efectivos. Según “ABC”, el escape fue casi de película, cavando un túnel para poder salir de uno de los tres centros que conforman la nave del Tarajal. Es triste que este centro de alojamiento se caracterice por su “suciedad”, pues ningún niño ni migrante marroquí merece vivir en condiciones tan vulnerables. Unos 1.000 pequeños habrían cruzado la frontera y el presente de varios es incierto por la falta de localización. La ONG antes mencionada también denuncia que dentro de este conteo, existen varios que fueron “devueltos” irregularmente.

Tal como precisa “Europa Press”, Aldeas Infantiles recuerda que la normativa internacional impide realizar repatriaciones sin garantías humanitarias. En el caso de procederse a la deportación, debería ser una “última instancia” que al entender de la organización no se está presentando. Se abrió una causa en la justicia por este motivo de gravedad, debido a que el “interés superior del niño” no se está respetando. El titular de Interior aseguró que tiene en cuenta este principio básico e inherente a los menores. En una comparecencia realizada en Cádiz, Marlaska reivindicó su compromiso por reinstalar a los niños en familias españolas.

El ministro prometió "atención prioritaria" para los menores.

Su interés superior guía la colaboración y cooperación en el conjunto de instituciones de protección del menor

Parte de la cooperación a la que el funcionario del PSOE hizo referencia, tiene relación con Marruecos, según “El Diario de Cádiz”. Fue una jornada compleja para el socialismo en el caso Ceuta, debido a que Pablo Casado realizó sucesivas críticas respecto a la gestión migratoria. Escrivá fue otro de los ministros que respaldó las labores del Gobierno y Marlaska, pero que sorprendió al admitir que es necesaria la “flexibilización” del sistema de recepción de menores. De acuerdo a “COPE”, el ministro defendió las labores de CETI (dependiente de Seguridad Social), para ayudar a los niños. Ninguno de ellos menciona las denuncias por el estado de los centros de alojamiento que llevaron a que, por ejemplo, 14 niños se escapen estando contagiados. La mayoría de ellos ahora estaría en buen estado de salud, pues sólo uno habría requerido su hospitalización, según “ABC”.