Pandemia

En Galicia y Andalucía coinciden en que Sanidad “impone” medidas sin evaluar la baja de casos

La Xunta reprocha a La Moncloa que “ahora recuerde” la gestión sanitaria.
jueves, 3 de junio de 2021 · 04:30

Carolina Darias aseguró que las restricciones para el verano anunciadas hoy fueron acordadas con amplio consentimiento. Concretamente, fueron aprobadas por una mayoría que sólo tuvo el rechazo de regiones gobernadas por el PP como Galicia. En esta comunidad y el resto, analizan si realmente puede darse una fuerza de carga pública a la “imposición” del Consejo Interterritorial de Sanidad.

El consejero gallego de Salud anticipó que se respetará lo recomendado por el Gobierno, pero reprocha que “no se valore” el trabajo de su comunidad para reducir casos. Precisamente, las medidas no son equitativas si se contempla que su incidencia de 66,66 casos es la cuarta más baja del país. Por el lado de Andalucía, coinciden en que se vulnera una competencia territorial de las CCAA, pero no se resistirían a las medidas. Además de tener a su presidente contagiado de coronavirus, en la Junta admiten los repuntes de casos por la “irregularidad” sanitaria de sus provincias.

La Xunta lamenta que el Gobierno central reaparezca en escena tras esconderse durante toda la pandemia con obligaciones a destiempo

El consejero gallego define la medida del Consejo Interterritorial como una "falta de respeto"

La primera región que se distanció contundentemente fue Madrid, y luego comenzaron las voces en contra a lo largo de la península. De acuerdo a “Europa Press”, el consejero Comesaña reprochó al Gobierno por “acordarse” de gestionar la pandemia en estos momentos, cuando durante el estado de alarma delegó todas las decisiones a los presidentes por intermedio del decreto sanitario. Cerca de Galicia en lo territorial, pero lejos en lo epidemiológico, el País Vasco también definió la actitud de Sanidad como una “invasión de competencias”.

Sorprende que la región gobernada por Iñigo Urkullu se pronuncie en contra, pues era la única que pedía por un estado de alarma con medidas sanitarias bajo aval judicial. Sigue manteniendo la tasa de incidencia más alta del país, con 198 casos por 100.000 habitantes, que relegan considerablemente a los vascos en esta nueva normalidad. Según “Diario Vasco”, en el Gobierno del PNV prefieren seguir ajustando sus decisiones al LABI de expertos epidemiólogos. La dependencia de una consejería o comité de especialistas regional es el mismo pedido que realizó Jesús Aguirre desde Andalucía. El consejero no negó su aplicación, puesto que en provincias como Huelva son necesarias para equilibrar los casos, tal como precisa “Europa Press”.

Aguirre descarta que las medidas le afecten mayormente a los andaluces.

No es lógico que si la decisión del Gobierno fue decaer el estado de alarma y no dotarnos de herramientas jurídicas, ahora proponga adoptar medidas de competencia autonómica

El consejero del PP recordó una polémica que sigue teniendo a la Junta como perjudicada. La falta del estado de alarma llevó a que las medidas sanitarias decretadas fueran invalidadas en distritos donde necesitaba emplearlas. La incidencia sube lentamente en la autonomía de Moreno, y su vicepresidente lo asocia a las salidas de los fines de semana. Asume que ocurrirá siempre, pero que en efecto los andaluces aprendan a “convivir” con el coronavirus, de acuerdo a “Ideal”. En el resto de las comunidades se espera su respuesta oficial a las medidas de Sanidad: Murcia y Cataluña mantienen su silencio. En esta autonomía se decretaron los horarios de la restauración hasta la 1 de la madrugada, según “El Periódico”, y el resto de las restricciones sin ejercer una oposición formal.