Pandemia

La resistencia a dejar las mascarillas

Las explicaciones de los expertos sobre el por qué muchos prefieren seguir usándolas.
martes, 29 de junio de 2021 · 09:35

El levantamiento de la normativa que hacía obligatorio el uso de mascarillas en espacios abiertos, no ha estado exento de controversia y lo que se ha podido ver en estos primeros días es que hay una resistencia a dejar de usarlas.

Aunque algunos expertos mostraron su preocupación por la variante Delta, las razones para que mucha gente siga llevando la mascarilla parecen orientarse a diferentes clases de miedos, o incluso hay quienes no se han enterado de que ya no tienen que usarla en la calle.

El psicólogo y profesor de la Universidad Europea de Madrid, Jesús Linares, asegura: “Yo diría que estamos viendo un fifty-fifty, hay desde razones muy obvias, porque hay gente que incluso no se ha enterado, pero también la desconfianza, el miedo a ser multado, al virus o incluso al propio costumbrismo”.

Hay varias razones para que muchos sigan usando las mascarillas en exteriores.

En esa misma línea, el psicólogo Enric Soler señala que “los humanos somos animales de costumbres, si te costó ponértela probablemente ahora te cueste quitártela” y también apunta a que el hecho de que ya no sea obligatoria seguramente interfiere en la decisión sobre su uso.

Hasta ahora los ciudadanos no teníamos que plantearnos nada porque el sistema imponía su eso. Ahora que tenemos que elegir, salen las distintas personalidades. Para unos es liberación mientras que para otros puede ser miedo.

Soler considera que “para mucha gente retirar la mascarilla genera una sensación de desprotección que podrán compensar con el refuerzo de otras medidas, como la distancia o utilizar más gel hidroalcohólico, por ejemplo”.

Los expertos aseguran que el miedo a dejar de usar las mascarillas es normal.

Linares también se muestra de acuerdo con este planteamiento y añade que “tras tanto tiempo con ellas es inevitable sentir cierto estado de tensión al quitarlas, pero es un período de adaptación necesario”, recordando lo que sucedió cuando tuvimos que empezar a usar las mascarillas obligatoriamente: “Al principio creíamos que nos asfixiábamos con ellas, cambiar la norma requiere volver a flexibilizarnos. A pesar de que esta norma es algo a priori bueno, porque ya no es tan necesario usarlas, el cambio supone un estrés”.

Ambos psicólogos aseguran que el miedo es normal y que lo que no hay que hacer es forzar la situación de quitársela si no hay tranquilidad o seguridad en hacerlo, y que cada quien tiene que respetar sus ritmos.

Otras Noticias