Triste desenlace

Las autoridades marítimas confirman el fallecimiento de una de las niñas desaparecidas en Tenerife

La investigación seguirá la pista de dos elementos deportivos que pertenecían al padre.
jueves, 10 de junio de 2021 · 19:48

La búsqueda que tiene a toda España expectante está llegando hacia su triste fin. En principio, las autoridades de seguridad habrían encontrado a una de las niñas desaparecida en Tenerife en el último mes de abril. El buque “Ángeles Alvariño” está brindando información sobre el estado de la menor, pero las noticias serían las peores.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias confirmó que Olivia falleció en el mar. Las investigaciones en las profundidades habría comenzado precisamente el 30 de mayo, y 11 días después se encontró sospechosamente el ancla del barco que tiene el padre de la niña. La principal pista habría sido una botella de aire comprimido y una prenda térmica, que algunos diarios como “La Vanguardia” advirtieron hace 24 horas como augurio de este triste desenlace.

El buque está provisto de un sonar y robot submarino que fueron claves para seguir el rastro de los elementos deportivos. 

Tomás Antonio Gimeno es el principal señalado en estas horas. Si bien la desaparición simultánea junto a sus hijas brindaba las suficientes sospechas, los elementos hallados con Olivia demuestran que su propio padre habría tenido influencia en sus últimas horas con vida. Sigue prófugo de la justicia, y visto por última vez el 27 de abril, según “El País”. Su paradero es un misterio, pues ni siquiera sus allegados han revelado a las autoridades dónde se encuentra.

Como recuerda “ABC”, el pedido de captura internacional se mantiene vigente, así como también la recolección de testimonios de las últimas personas que pudieron haberlo visto. Muchos recordarán que la policía de Canarias lo multó por circular en horas del toque de queda, precisamente, en plena planificación del delito contra sus propias hijas. Pero lo cierto es que el resto de las cámaras de las inmediaciones del muelle de Tenerife no lo hallaron. Confirmado el triste fallecimiento, la Fiscalía ya deberá evaluar cargos de 10 a 15 años de condena, que se sumarán a la privación de la libertad de las niñas. A continuación, "Europa Press" muestra un informe sobre los detalles del hallazgo.

La tecnología del Ángeles Alvariño fue fundamental para detectar el cuerpo a 1.000 metros de profundidad. Como añade “El País”, las diligencias se orientaron por el último rastro de geolocalización del padre de las niñas en las cercanías de las aguas de Tenerife. Tras el hallazgo de la menor de seis años, la Guardia Civil redobló sus esfuerzos para encontrar a su hermana y al responsable de estos delitos. La búsqueda de justicia es el único remedio que le queda a su madre, quien mantuvo el optimismo hasta este desenlace lamentable. De acuerdo a “Última hora”, los elementos encontrados en el fondo del mar podían darle “menos sentido” a las peores especulaciones, que finalmente se cumplieron. 

De todo corazón, doy mis gracias, mil gracias y que cuando aparezcan, que van a aparecer, será gracias a ustedes

Otras Noticias