Polémica

El bloqueo del Reino Unido a los pasajeros españoles corrobora el testimonio de una joven retenida

La decisión del Gobierno de Boris Johnson afecta a Baleares y las comunidades más turísticas.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 18:31

El Brexit marcó un antes y después para los ciudadanos europeos. El manejo de las fronteras se plantea especialmente dificultoso en áreas como Gibraltar, pero también cuando se trata de regular los límites de tránsito internacional. Este es el caso de una española que permaneció irregularmente en un aeropuerto británico por complicaciones de la cuarentena.

La afectada es una ciudadana valenciana que prefiere reservar su identidad, según precisa “El País”. Sin embargo, manifestó su testimonio sobre los cuatro días en los que permaneció en un centro de inmigrantes con frío, y apenas un teléfono celular para comunicarse con su familia. El cumplimiento de la cuarentena es estricto, tal como hoy confirmó el Gobierno del Reino Unido, por lo que tanto los pasajeros como las comunidades autónomas de nuestro país sufrirán las medidas del semáforo COVID de los británicos. 

Necesitaba sus objetos personales, su aparato dental y otras cosas, pero se lo habían requisado

Los testimonios recolectados por el diario citado son sorprendentes. La joven de 25 años sufrió las consecuencias directas del Brexit al no ser una ciudadana europea con libre movilidad en las islas gobernadas por Boris Johnson. Según resume, se equivocó al mencionar sus motivos laborales de tránsito, pues no tiene una visa internacional y ello sembró la desconfianza en las autoridades aeroportuarias. Su caso ha sido sólo el comienzo de un problema geopolítico que se canaliza en las cuarentenas para los próximos meses: se oficializó la exclusión de España de los países con pasajeros confiables, por lo que en Baleares reclaman que se revise su posición particular al tener gran afluencia turística con el Reino Unido. A continuación, "RTVE" muestra un informe sobre la medida de la nación.

Según “El País”, las rigurosas condiciones impuestas por el Ejecutivo británico enumeran países en color verde, como es el caso de Portugal y Australia, que no deberán exigir a sus pasajeros el cumplimiento de una cuarentena al aterrizar a las islas. Lo cierto es que la tasa de incidencia de estos países todavía está lejos de la situación española, que hoy presenta 198,60 casos por cada 100.000 habitantes, por encima del semáforo rojo de la UE ya conocido. La medida por lo tanto afectará a los turistas británicos que visiten nuestro país, y en efecto deberán cumplir la misma cuarentena que los españoles. La FEHM baleárica registró una gran temporada en Semana Santa por la llegada de turistas, que ahora temen que bajen por una medida que consideran “injusta” para la hotelería.

Baleares ha hecho los deberes

Baleares deberá afrontar las posibles consecuencias de una baja de turistas en Ibiza y Menorca.

Según “InfoSalus”, las exigencias del Gobierno regional serán que se analice la situación epidemiológica de la comunidad por afuera de España, pues la incidencia general los perjudica. Presentan una incidencia de 60,43 casos por 100.000 habitantes, apenas por encima del mínimo de 50 de la UE. En cambio, La Moncloa prefiere acordar con el Reino Unido ventajas para sus turistas al momento de llegar a España, para mostrar así un “buen gesto” en el desgastado trato bilateral, según “El País”. La situación de Gibraltar ha enfrentado a ambas naciones, por lo que las consecuencias apenas comienzan a notarse. La española que permaneció varada sufrió algunas de ellas, pero lo cierto es que quien permanezca más de 90 días en cualquiera de los dos países pueden ser deportados, según explican en “Overkarma”.

Otras Noticias