Medioambiente

El Gobierno anticipa una nueva red de pagos en las autovías estatales e impuestos a los combustibles

Desde algunas regiones comienzan los cuestionamientos por el perjuicio económico.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 17:19

El Gobierno de Pedro Sánchez está comprometido con las políticas de energía sustentable y baja de emisiones de gases invernaderos de la Unión Europea. Además de aprobar una ley hace un mes, hoy anunciaron un plan de impuestos que incluye uno que se orienta a bajar ciertas formas de consumo.

La Moncloa anunció que comenzará a trabajar en una red de peajes que deberán pagarse, inicialmente, a lo largo de los 12.000 kilómetros de carreteras estatales del país. No sería la única medida que persigue “concientizar” sobre la contaminación: se podría avanzar sobre un impuesto a los combustibles diésel y a la matriculación de algunos vehículos. Hasta el momento, sólo la DGT estaría de acuerdo con una política que consideran oportuna para acercarse a los lineamientos europeos. A continuación, "Europa Press" muestra la comparecencia del líder de esta entidad.

Con una red estatal que supera los 26.466 kilómetros, de los que unos 12.000 son de carreteras de alta capacidad, no es posible que los costo sean asumidos de manera directa

“El Mundo” revela uno de los argumentos del Gobierno para imponer impuestos a quienes se movilicen en las carreteras. Existe un déficit fiscal de hasta 8.000 millones de euros que buscarán recomponer con el pago “progresivo” de peajes desde aquí hasta 2024. Se trata de una medida que el Ejecutivo no había ocultado a las distintas comunidades que se verán afectadas, pero ante la cercanía del visto bueno de Bruselas, comenzaron a reunirse firmas en contra: 34.000 ciudadanos de Zamora (Castilla y León) se organizaron en pocas horas para manifestarse por esa vía.

Encarece los desplazamientos y atenta gravemente contra la seguridad vial

Inicialmente, eran 15 los zamoranos que firmaron para que se frenara esta medida, y ante el público conocimiento tomado se sumaron casi 20.000 para reclamar por una posible tendencia a la utilización de carreteras “más peligrosas”, según el portal “La Opinión de Zamora”. Sin embargo, los impuestos se pueden extender desde las redes viales hacia otras, por lo que pocas autovías quedarían exentas en un futuro más lejano de 2024. “El Confidencial” remarca que para tener un consentimiento más generalizado, la idea del Gobierno sería llevar al Congreso esta medida junto a otras, como el aumento de la matriculación del 14,75% vigente sobre los automóviles contaminantes.

El PNV había logrado frenar los gravámenes al diésel, pero esta vez el Ejecutivo estaría decidido a realizar aumentos progresivos. 

Los argumentos serían que todos estos gravámenes aún no se ajustan a los “términos medioambientales” pretendidos en nuestro país y el resto de la región. La misma situación ocurriría con el impuesto a los combustibles, sobre los que se advierte necesaria una “revisión de las bonificaciones, con atención a su potencial contaminante”, según el medio mencionado. “Quien contamina paga”, cita el diario “El Mundo” como un mantra que repetirá el Ejecutivo a la hora de definir estos impuestos. Significará un impacto al bolsillo de los españoles, pero es preciso remarcar que el plan sería aplazado hasta que se logre una verdadera recuperación del PIB. Así lo confirmó “El País” en exclusiva, pues también se espera por un amplio consenso político.