Moncloa

Sánchez, los indultos y el futuro del Gobierno y el PSOE

El presidente decidido a cumplir su compromiso de reconciliación con Cataluña.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 10:42

A pesar de todo el ruido que ya están empezando a hacer las derechas por los indultos a los condenados del procés, que hasta ya tienen programada una nueva foto de Colón, el presidente Sánchez está decidido a posicionarse del lado de la "concordia" y la superación de "fracturas" en el conflicto catalán.

Seguramente esa decisión le traerá un coste político a él, al Gobierno y a su partido, en un momento en que las encuestas no acompañan, pero la determinación con la que ya se ha asumido, parece evidenciar que se tomará el riesgo a pesar de que el precio parezca demasiado alto.

Fuentes de Moncloa citadas por elDiario.es, han señalado que "La decisión es arriesgada sin duda, pero también necesaria para normalizar las relaciones con Cataluña, aunque nos cueste el Gobierno", y han calificado a los indultos de "complejos pero valientes", tal como sucedió cuando Zapatero decidió abrir una negociación con ETA.

Sin duda, el apoyo de ERC en el Congreso será clave para el Gobierno en lo que queda de la legislatura, pero más allá de ello, Sánchez se comprometió durante la campaña de las elecciones generales a la reconciliación con Cataluña, después de lo sucedido en 2017.

Muchos opinan que en este momento, con las encuestas en contra tras la debacle de las elecciones en la Comunidad de Madrid, pero con la tranquilidad de tener aprobados los presupuestos cuya prórroga ayudará a terminar la legislatura, lo más fácil y cómodo habría sido dilatar los tiempos o sencillamente no hacer nada, pero en el Ejecutivo hay la certeza de que con esta decisión "bajará la pulsión independentista y con la que se intentará dar un nuevo encaje político-jurídico a Cataluña dentro del marco de la Constitución". 

Las derechas se han aferrado a los informes del Supremo y la fiscalía, el primero considerando como punto central la falta de arrepentimiento por parte de los condenados, pero en Moncloa dichos informes ya se esperaban y no serán determinantes para el paso que se va a dar. Aunque Casado, fiel a su estilo, se haga el de la vista gorda con los 873 indultos concedidos por Mariano Rajoy entre 2012 y 2017, que también contaban con informes desfavorables, la fuerza del PSOE y del Gobierno estará en ignorar la batalla mediática y judicial que ya han anunciado PP, Vox, y Cs, y seguir adelante para encontrar la salida política al conflicto catalán, ya que está claro que la vía judicial no ha servido de mucho. 

Otras Noticias