Cataluña

La ANC llama a los independentistas a reunir 50.000 firmas para una ley de declaración unilateral

La organización manifestó su decepción con ERC y Junts.
domingo, 30 de mayo de 2021 · 20:16

La falta de acuerdo entre ERC y Junts durante meses culminó en un acuerdo de Gobierno más cercano a la necesidad que a la concordia. Hace pocas semanas, los independentistas demostraron su fortaleza en las calles para presionar a los partidos y ahora vuelven a atribuirse ese poder con el pedido de una ley.

La ANC reprocha a las formaciones separatistas por guiarse sobre la “agenda institucional”, en lugar de responder a los verdaderos problemas del movimiento. Por ello, su principal líder llama a movilizarse en las calles de Cataluña por una ley que reconozca la independencia de la región. El ala más radical de los partidos mencionados parece haber cedido, tal como ocurre con Carles Puigdemont. El eurodiputado impulsa el separatismo con su Consejo para la República, pero puede que tenga que imponerse sobre un compañero para tener el liderazgo del grupo post convergente.

No nos podemos permitir que se instale el desánimo en el movimiento y la Asamblea se dejará la piel para revertirlo

Para ANC, es el momento indicado para mantener la unidad "cueste lo que cueste".

Mientras Pere Aragonés se muestra muy partidario de su mesa de diálogo, las principales organizaciones independentistas lo leen como una “traición” al movimiento. En el caso de la ANC ven una derrota en el hecho de “blanquear la renuncia a la independencia”, tal como precisa “La Vanguardia”. Jordi Puigneró también distinguió el paso de abrir los canales de negociación como una mera iniciativa, que igualmente conllevará a tratar exclusivamente la “resolución del conflicto”.

Según “El Confidencial”, el flamante vicepresidente catalán envió este mensaje probablemente confuso para las previsiones del ala radical que sigue a Junts. Pero en el resto de las declaraciones, el dirigente recordó que quienes están exiliados y los 3.000 afectados por el proceso independentista, siguen sin ser contemplados en los indultos. La medida estrella del Gobierno para ponerle fin al conflicto es bien vista por las organizaciones separatistas, principalmente por la ANC, que esta semana se desmarcó del pedido de amnistía de otros dirigentes. Este pragmatismo que logra tantos adeptos también tiene en carrera una organización de referencia, pues ahora que se formó un Gobierno catalán de coalición presionan para que el idioma de la región tenga más protagonismo en las instituciones.

Puigneró no descarta un "embate" en caso de romperse el diálogo entre la Generalitat y La Moncloa.

Entre las escuelas y lugares culturales, “El Periódico” precisa que buscan una “catalanización” que por ejemplo Laura Borrás acompaña. La heredera de Carles Puigdemont es la principal referente después de Jordi Sánchez, quien seguramente esté ganando posiciones sobre el eurodiputado fugado. La presidenta del Parlamento regional también pretende que el catalán asuma un lugar privilegiado por su “riqueza lingüística”, de acuerdo a “Europa Press”. Restará que ERC, Junts y la CUP recuperen las líneas independentistas más férreas para que se reduzcan las presiones sobre sus compromisos con el movimiento secesionista. ANC es consciente de su poder, y hasta promete la vía unilateral de independencia con una ley que le llevaría sólo 50.000 firmas. Si se tiene en cuenta que entre los tres partidos separatistas se acumularon más de 1,3 millones de votos, la iniciativa puede tener lugar tranquilamente. Como añade “La Vanguardia”, en la organización buscan evitar volver a los años del Estatuto de independencia donde se sentían minoría.

Se está instalando el desánimo y la decepción

Otras Noticias