Viajeros

Rincones misteriosos para visitar en Madrid

Una serie de opciones no habituales para descubrir y explorar.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 11:43

No sólo las limitaciones que impone la pandemia a los desplazamientos turísticos habituales han cambiado algunas costumbres. Desde hace un tiempo hay una corriente de viajeros que busca destinos y experiencias insólitas. Madrid ofrece a esta curiosa gama de visitantes una serie de enclaves cargados de misterio. 

Fuera de los circuitos tradicionales, ocultos en puntos recónditos de la comunidad autónoma, aguardan varios rincones que proponen una idea distinta de paseo, que parecen estar fuera del tiempo, aptos para las mentes soñadoras y para los amantes de la fotografía. 

El Alamin, uno de los pueblos abandonados.

Pueblos abandonados que sostienen una gracia única y aparecen como ruinas de alguna extraña civilización, entre la hierba y los escombros, son una invitación para la nueva tribu de exploradores urbanos, que gusta moverse entre los vestigios del pasado reciente.

El Alamín, en Villa del Prado, es uno de estos puntos que resultan atractivos por su decadencia, y por la estética de infortunio, con restos de casas de mitad del siglo XX, y una iglesia solitaria y enigmática en medio de la ausencia. 

Edificio de Radio Nacional (Arganda del Rey).

Otros de los lugares predilectos de Madrid para esta tendencia son los edificios abandonados, cargados de significación, como es el caso del de RNE, de Puente Arganda, levantado por Franco, y el monasterio milenario de Santa María la Real de Valdeiglesias.

En esta ruta singular también se incluye un monumental hospital solitario y expoliado en medio de la sierra, el Sanatorio de la Barranca, cuyas ruinas de hormigón y sus historias de fantasmas señorean entre un paisaje de belleza natural.

El Sanatorio de la Barranca en Nevacerrada.

Las restricciones sanitarias para hacer otro tipo de viajes propician la búsqueda de estos rumbos inéditos, y también se proyectan entre la imaginería de un mundo distópico, entre las casas derruidas y los poblados desolados. 

Otras Noticias